Hoy en día, el blockchain no trata solo con finanzas y Bitcoin, pero cuando Jessi Baker comenzó Provenance sí que lo hacía. Es por eso que, al principio, su idea fue considerada una locura.

Esta firma de software utiliza tecnologías como el blockchain para ayudar a otras empresas a compartir información sobre las personas, los lugares y los materiales que están relacionados con sus productos. Etiquetada por Business Insider como una de las “mejores y más originales fundadoras de empresas femeninas del Reino Unido”, Jessi, que es una empresaria independiente que aúna la ciencia y el arte, quiere mostrarnos por qué es vital usar su “sofisticada base de datos”.

No importa si es pescado o es moda, cada producto tiene una historia. “Queremos que cada producto incluya la información sobre quién lo fabricó, dónde y cómo: que ofrezca una versión virtual de sí mismo que contenga todos los datos sobre su origen”.

Podríamos convertirnos en “buenos espías”, desenmascarando las cadenas de suministro que no son fiables. La transparencia radical podría incluso convertirse en la norma.

Hablamos con Jessi sobre los pasaportes digitales, la alegría de la confianza y el polvo de la empatía, y conseguimos que nos explicara cómo funciona el blockchain… que ya no es una novedad.

Jessi Baker:

Como planeta, nos enfrentamos a algunos retos enormes e intrépidos. Si no queremos acabar con nosotros mismos y con el planeta en el que vivimos, debemos resolverlos, porque todos somos responsables.

Me gusta hablar de mí misma como un híbrido, principalmente porque nunca me asocié a una sola disciplina. Cuando estudias ingeniería, inmediatamente te encasillan o bien como codificadora o bien como trabajadora en productos de software. Yo decidí tomar la iniciativa de ser empresaria para poder abarcar tanto el diseño como los negocios, la creatividad y la codificación. Mezclar disciplinas es realmente importante para resolver los enormes desafíos a los que nos enfrentamos.

El blockchain está recibiendo mucha publicidad, pero esencialmente es como un Google Docs global. Todos pueden ver las revisiones, contribuir y convertirse en propietarios del documento. Los datos se comparten en un formato estable y accesible para todos, sin que ninguna autoridad centralizada esté a cargo de todos los cambios.

Lo que es genial es que es imposible cambiarlo. Nadie puede colarse y cambiar un registro porque no hay una función de copiar y pegar. El protocolo de internet de hoy permite cambiar y compartir cosas en toda la web sin que nadie pueda detenerlo. Con el blockchain lo puedes evitar.

El futuro de la confianza en las marcas

Provenance se encarga de documentar el viaje existencial y la historia que hay detrás de cada producto. Muchas personas se preocupan por los valores, y no solo por el precio o la publicidad. A ese movimiento lo llaman “consumo consciente» o «movimiento de transparencia”, y nosotros estamos muy alineados con eso.

Hay mucho pesimismo acerca de si al consumidor realmente le importan los valores. Creo que la gente necesita una puerta para atravesar al otro lado, de ahí el éxito del comercio justo en los años ochenta y aún hoy. A algunas personas les preocupa el bienestar animal, el medio ambiente o la esclavitud. A todos nos gustaría comprar el objeto perfecto, pero no creo que haya ningún problema con tener una agenda más personal cuando hacemos una compra.

La misión central de Provenance es el uso y la creación de pasaportes digitales. Trabajamos con marcas, minoristas y junto con las ONG y aquellos que están más cerca del principio de la cadena de suministro, para que los pasaportes de los productos puedan intercambiarse en la cadena en un formato “descentralizado”, no de arriba hacia abajo.

Aquí no hay ningún negocio sospechoso

Organizamos un programa piloto en la industria pesquera en Indonesia que se hizo muy famoso. Probablemente fue el primer ejemplo real de una cadena de blockchain aplicada a una cadena de suministro en una escala significativa. También fue uno de los primeros ejemplos realmente buenos de cómo usar smart contracts (contratos inteligentes), un programa que está dentro de blockchain y que crea sus propias reglas. Fue un momento definitorio para nosotros.

Creamos la versión virtual de un pez y lo rastreamos desde el atún de aleta amarilla hasta el sashimi. La procedencia fue rastreada de principio al fin, desde el pescador hasta la fábrica y más allá.

De ese modo, conseguimos verificar si las afirmaciones sobre la venta de atún en los mercados locales eran ciertas. ¡Y todos los vendedores querían decir que su pescado provenía precisamente de esta pesquería, que era tan responsable! Una fish token (ficha de pez), creada con un simple SMS, representaba un atún y toda la información verificada asociada a ese pez en particular: era libre de esclavitud, el pescador había recibido un pago justo y fue capturado de manera ambientalmente responsable. El escaneo de su código QR produce un apretón de manos digital.

¡No hay necesidad de un ojo que todo lo ve! Esencialmente, creamos una forma digital y descentralizada de hacer un seguimiento de los peces que funciona de igual a igual.

Cómo rastrear un pez digitalmente

Queremos empoderar al individuo. Estamos intentando hacer que las cadenas de suministro sean más descentralizadas e intentamos promover el lado público de lo que podrían ser en lugar de usar las cadenas de bloqueo privadas, que permiten que sean las grandes empresas quienes controlen los datos. Se trata de asegurarse de que sean muchos los que tomen las decisiones sobre cómo se hacen las transacciones de datos y no solo unos pocos.

Confiamos demasiado en organizaciones individuales como Facebook, un banco o incluso el gobierno. Poner tanta confianza en manos de un número de organizaciones tan pequeño podría ser peligroso para la humanidad.

Debemos mirar hacia atrás, a los años noventa y al comienzo de internet. Algunos de los principios que se establecieron sobre el intercambio de datos y la colaboración en la información podrían aplicarse a la industria de la sostenibilidad actual.

Los grandes ganadores serán las empresas que se acojan a las cadenas de suministro responsables y la transparencia desde el principio, en lugar de ser una locura de último momento. Esto significa ser proactivo para descubrir de dónde provienen los productos y hacer el esfuerzo de usar la tecnología, para comprender y mitigar los riesgos de inmediato, en vez de esperar.

Los granjeros pueden hacer desaparecer el misterio de la carne

El movimiento de transparencia está siendo atacado desde muchos ángulos diferentes. No se trata solo del blockchain y de la cadena de suministro, sino que, al mismo tiempo, los consumidores y la prensa están asumiendo un papel más activo. Creo que habrá una confluencia de tendencias, lo que significa que esto es algo sumamente importante.

Realmente estoy a favor de modelos de negocio como el de alquiler e intercambio, en particular cuando se trata de productos locales y de cómo compartirlos en la comunidad. Un modelo circular es una forma mucho más eficiente de crear productos de alto valor.

El movimiento de sostenibilidad podría aprender mucho del movimiento de software de código abierto. Es emocionante ver el sorprendente papel que podrían jugar los datos en general, los datos compartidos y la colaboración, en el futuro de la sostenibilidad, y descubrir que todo esto todavía no se ha aprovechado.

Despierta y huele el café

La educación debe ser más interdisciplinaria. Todos deberíamos sentirnos libres para aceptar que somos una mezcla.

Siempre he tenido un impulso personal para arreglar las cosas y mejorarlas. Estoy realmente interesada en cómo se hacen las cosas, y quiero encontrar una nueva forma de hacer que funcionen de manera más eficiente. Supongo que si eres ingeniera lo entiendes. Mi pasión es tratar de empujar a la humanidad hacia adelante.

Hacer que Provenance pasara de ser de proyecto a negocio de software ha sido un poco como un juego de ordenador. Cada nivel desbloquea un nivel completamente nuevo que ni siquiera sabías que existía.

Descubre viajes únicos

Un nuevo negocio o start-up es un desafío emocionante, pero sientes que vas construyendo en paracaídas mientras caes del avión. ¡Con los dedos cruzados deseando terminarlo a tiempo!

Me alegro de ser tan ingenua como para embarcarme en este viaje. Es increíble lo que se llega a conseguir cuando un pequeño grupo de personas que se preocupan por un problema deciden reunirse con algunos ingenieros de software y usar su tiempo libre para tratar de resolverlo.

Gran parte de mi esperanza proviene del grupo que forma el equipo de Provenance. Todos hemos decidido que la tecnología podría salvarnos. ¿Podemos intentar diseñarlo y crear un sistema extensible que permita un cambio “bueno” en nuestra área particular?

Algo que realmente me entusiasma es que a medida que los datos aumentan exponencialmente y comenzamos a utilizar tecnologías como el blockchain, estas pueden transformarse en un catalizador sorprendente en la colaboración transfronteriza, con la que tratamos de lograr lo que puede parecer un objetivo imposible, como, por ejemplo, revertir el cambio climático.

No me considero una “fundadora femenina”. Acabo de empezar esto y yo soy quien soy. Sin embargo, necesitamos crear más modelos a seguir en la industria. Todos somos tan buenos como los demás, y es genial ayudar a las personas a encontrar a otras personas con las que identificarse para que les inspiren.

El mundo de la start-up fue creado y optimizado por hombres para lo que ellos querían. Para mí, eso fue más evidente durante el proceso de recaudación de fondos. En ese aspecto, hay una mentalidad particular bastante orientada hacia los hombres. Sería útil hacer una reflexión consciente sobre ese tema.

Intento participar en la solución ayudando a otros. Si hubiera más inversoras y fundadoras que fueran mujeres, sería útil para el sistema. Hacemos todo lo posible para contratar con la diversidad en mente.

Estamos al pie de una montaña gigantesca. Tenemos un largo camino por recorrer, pero tenemos el coraje de decir que los problemas se pueden resolver de manera diferente, y eso está causando cierto ruido.

Mi FuturePower sería el polvo de la empatía para terminar las guerras y hacer que todos se preocupen por todos.

Mira ► ► Jessi Baker en nuestro AtlasEvent: Reparar el futuro.

 

Escucha ► “¡Compro todo mi tocino en la dark web!” Únete a Atlas Futurenauts, el autor más vendido y futurista Mark Stevenson y el destacado experto en sostenibilidad Ed Gillespie, mientras reflexionan sobre la procedencia y las maravillas del blockchain con Jessi Baker.