Aldeanos en la India rural 'observan' los bosques crecer

Timbaktu Collective
India (Andhra Pradesh)

“El bosque es como una madre. Ella nos proporciona todo lo que necesitamos para vivir cómodamente”.

Timbaktu Collective está formando a los aldeanos en una de las zonas más secas de la India para que tomen las riendas de su propio futuro. Cuando la pequeña comunidad agrícola decidió cambiar de su práctica de agricultura química de décadas a agricultura orgánica, poco sabían que estaban plantando las semillas de una revolución silenciosa.

El distrito de Anantapur, propenso a la sequía, de Andhra Pradesh alguna vez fue considerado un páramo árido. Apenas había árboles, la tierra estaba muy degradada, calcificada y compactada, lo que dificultaba el crecimiento de plantas o alimentos.

Eso fue hasta que el activista de desarrollo CK «Bablu» Ganguly descubrió su potencial ecológico. El emprendedor social compró 32 hectáreas de tierra árida en 1991 con su socio, la experta en telas Mary Vattamattam, y su amigo John D’Souza, quien fundó el Centro de Educación y Documentación, uno de los primeros centros de recursos de la India que se enfoca en temas de desarrollo. ¿El plan? Regenerar la tierra transformándola en un «agroforestal»: un sistema de gestión del uso de la tierra en el que se cultivan árboles o arbustos alrededor de cultivos o pastizales.

El trío llamó a la tierra «Timbaktu». En el idioma local de Telegu significa “el último horizonte donde la tierra se encuentra con el cielo”.

Como ONG con sede en Chennekothapalli, una aldea que no aparece en el mapa, Timbaktu Collective está trabajando actualmente en 179 aldeas con 22.879 familias (y cada vez son más) para empoderar a las comunidades rurales marginadas, los sin tierra y los discapacitados para gobernarse a sí mismos, vivir en sociedad y en armonía y mantener un estilo de vida sostenible.

En 1995, el colectivo nombró a Pothanna Dacharampalli como «Vigilante» de los bosques de Kalpavalli. Su tarea parecía sencilla: protegerla y vigilarla, pero no fue tan fácil. Caminaba 15-20 kilómetros al día, patrullando las colinas, evitando que alguien cortara árboles. Cuidó los retoños recién plantados, buscó incendios, documentó recursos y recolectó semillas.

“El bosque es como una madre. Ella nos proporciona todo lo que necesitamos para vivir cómodamente. He visto cuánto dependemos de estos bosques, especialmente en los años de sequía”, explica. “Entonces, no llovió y nada crecía. La gente emigró en masa y los aldeanos vinieron por hierba, dátiles, hojas y frutos de neredu (mora india). En cuatro años, se cortaron 4.800 carretadas de hierba de estos bosques”.

Cuando Pothanna comenzó como Vigía, tenía 27 años. “En aquel entonces, estas tierras eran estériles. ¡Todos estos kilómetros de vegetación que ahora ves son árboles plantados por nosotros!”

Su documentación e informes sobre cómo estaba cambiando el bosque fue invaluable para futuros trabajos de restauración. En este puesto, ha ganado lo suficiente como para iniciar una iniciativa de sericultura (cultivo de seda) y establecer una tienda en su pueblo.

“La Cooperativa Kalpavalli está dirigida en su totalidad por la gente. Hay una pequeña cuota de membresía y los aldeanos utilizan libremente los recursos de los bosques. Lo que queda se vende a aldeanos externos. El dinero se destina al fondo que se utiliza para obras comunales como estructuras de conservación de la tierra y del agua”.

Este trabajo tiene un tremendo impacto no solo para las personas sino también para las aves y los animales de la zona. “Muchos animales han regresado a la zona: jabalíes, chacales, zorros, osos, lobos, ciervos, leopardos y muchas, muchas variedades de aves”.

Timbaktu Collective tiene la misión de ayudar a establecer cooperativas administradas y de propiedad comunitaria, como la de Pothanna. Trabaja para establecer programas que aborden los derechos de los pueblos marginados y las empresas rurales que se ocupan de alimentos orgánicos, tejidos artesanales, jabón artesanal, miel silvestre, cría de pequeños rumiantes, restauración ecológica de tierras comunes, banca alternativa y asistencia legal para mujeres, educación alternativa, derechos del niño, participación juvenil y derechos de las personas con discapacidad.

El equipo también ayuda a los agricultores con formación, desarrollo de conocimientos en prácticas orgánicas y biodinámicas, manejo de plagas y enfermedades, producción de compost orgánico y biodinámico, manejo de ganado y más.

Como “Observador”, Pothanna siente que ha tenido una vida plena. Sus dos hijos están educados, uno de ellos dirige la tienda en su pueblo. Su hija también está educada y ahora está casada. “¡La vida no ha sido tan mala después de todo!”

Al mostrar los esfuerzos ejemplares de los agricultores, Timbaktu explora temas críticos de seguridad y soberanía alimentaria. En el fondo, analiza la relación que un agricultor comparte con su tierra, sus semillas y plantea preguntas críticas sobre la comida, la esencia misma de la vida humana.

AtlasAction: Aprende más sobre los programas de Timbaktu.

Escrito por

Kasia Murphy, Directora de Comunicaciones, Global Alliance for the Future of Food (13 agosto 2019)

Biografía

Este proyecto aparece en un nuevo informe de investigación llamado 'Beacons of Hope: Acelerando las transformaciones a sistemas alimentarios sostenibles' por la Global Alliance for the Future of Food.

Responsable del proyecto

CK 'Bablu' Ganguly

Colaboradores

Este proyecto ha sido seleccionado como parte de NatureFutures, un nuevo proyecto de narrativas que monitorea las innovaciones tanto en la vida salvaje, la biodiversidad y la ciencia ciudadana, como en los biólogos, ingenieros, diseñadores y empresarios que hay detrás de ellas. Atlas of the Future está orgulloso de asociarse con el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya.

CK 'Bablu' Ganguly

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar
29th October - 10th December
Education Edition: the future of learning explained by 7 of the world's most inspiring experts
Discover the online event
Online event: Fixing the future
Sign up for our weekly newsletter