El apocalíptico depósito de semillas del Polo Norte

Svalbard Global Seed Vault
Noruega (Archipiélago de Svalbard)

Prepárate para entrar en un surrealista Arca de Noé de semillas, porque en lo profundo de una montaña, en una remota isla del archipiélago de Svalbard, a medio camino entre la Noruega y el Polo Norte, nos encontramos con el Banco Global de Semillas de Svalbard.

La lucha contra la extinción de especies y las enfermedades tiene muchos frentes. Salvaguardando todo, desde el alimento de las ovejas hasta la guindilla, la instalación de almacenamiento de semillas está construida para soportar catástrofes de origen natural o humano. Tiene la capacidad de almacenar 4,5 millones de variedades de cultivos en el interior de una montaña de roca arenosa situada a gran altitud, donde el permafrost (corteza terrestre permanentemente congelada) asegurará que las semillas, cuidadosamente empaquetadas al vacío, permanezcan por debajo de los -18°C requeridos durante varias semanas, incluso si hay un fallo energético.

Actualmente, la bóveda contiene más de un millón de muestras, que van desde variedades únicas de alimentos básicos africanos y asiáticos como el maíz, el arroz, el trigo, el caupí o el sorgo hasta variedades europeas y sudamericanas de berenjena, lechuga, cebada o patata. La bóveda ya contiene la colección más diversa de semillas de cultivos alimentarios del mundo y es una póliza de seguro para el suministro de alimentos del planeta. Hoy en día, cuesta 625 dólares conservar una sola variedad de cultivo en una colección internacional para siempre. Muchas semillas pueden sobrevivir durante varios cientos de años y determinados cereales mucho más que eso. 

«Tu chapati, tu tortilla de maíz, tu rebanada de pan, tu sushi, tu café matutino, tu té de la tarde, tu sopa de la noche, tu copa, incluso tu carne – casi todo lo que comes y bebes tiene su base en las semillas”, dice Marie Haga, ex directora ejecutiva del Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos.

La bóveda de semillas está construida a 150 metros de profundidad en la montaña y a más de 100 metros bajo el hielo. En 2019 se completó una mejora de 20 millones de euros, incluyendo un nuevo túnel de acceso impermeable. Ahora es «una instalación segura y protegida», dice Hannes Dempewolf, científico y director de iniciativas globales de Crop Trust.

En febrero de 2020 el depósito recibió 36 nuevas variedades de semillas de todo el mundo, incluidas las semillas de la Nación Cherokee (imagen inferior). Fue el mayor depósito de semillas desde la apertura de la instalación en 2008.

«Es un gran honor», dijo Chuck Hoskin Jr., jefe principal de la Nación Cherokee, sobre aportar las semillas de su nación a Svalbard. «Dice algo sobre la fuerza y la resistencia de la nación Cherokee. Estamos hablando de plantas que son anteriores al contacto con Europa. Estamos hablando de plantas que ayudaron a sostenernos mientras los Estados Unidos y los colonos blancos invadían nuestras tierras.

El Crop Trust espera que más instituciones de todo el mundo reconozcan la importancia de este respaldo global y depositen semillas para su custodia en la bóveda. «Continuad reconociendo el vínculo entre la diversidad de cultivos conservados en los bancos de muestras y los alimentos que están en vuestras mesas y empezad a invertir en asegurar esta fundación, para siempre».

AcciónAtlas: Haz una visita interactiva a la bóveda para seguir un depósito de semillas y curiosea en este mapa interactivo.

Escrito por

Chris Moss (17 marzo 2020)

Biografía

Chris Moss has been writing on travel, tech, sex, food, art and books for nearly two decades. He co-founded street paper Hecho en Buenos Aires, writes regularly for the Guardian and Telegraph newspapers, and is now writing a thriller set in Andalusia.

Responsable del proyecto

Stefan Schmitz, Director Ejecutivo, Crop Trust

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

¿Qué?
Temas
Otros temas
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente. Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar