Stop a la basura plástica

Project STOP
Indonesia (Muncar)

Preparados, listos… STOP. Desde Indonesia, un equipo está poniendo fin a la contaminación plástica en el sudeste asiático. Project STOP aborda los residuos plásticos de frente, transformando la forma en que se maneja el plástico desechado en los pueblos y ciudades para mantenerlo fuera de los océanos del mundo.

Se estima que alrededor de la mitad de la basura plástica que se encuentra en nuestros océanos se originó en solo cinco economías: China, Indonesia, Filipinas, Vietnam y Tailandia. El crecimiento económico en estos países ha sido más rápido que los sistemas de gestión de residuos, lo que significa que las pajitas, vasos y envases de plástico se abandonan en las calles y, finalmente, llegan a los ríos y las costas. Cada año, aproximadamente 1 millón de toneladas de plástico llegan al océano solo desde Indonesia, donde afectan gravemente a los corales.

El problema no ha pasado desapercibido y, en 2017, el gobierno de Indonesia anunció su compromiso de reducir los niveles de plástico oceánico del país en un 70% para 2025. Para apoyar este ambicioso objetivo, Borealis y SYSTEMIQ crearon el Proyecto STOP ese mismo año.

Project STOP trabaja en pueblos y ciudades del sudeste asiático para encontrar nuevas formas de administrar el plástico no deseado, de modo que no se filtre en los ecosistemas marinos. Los equipos de expertos se reúnen para evaluar la infraestructura de la ciudad y entender cuáles son las necesidades y los desafíos locales. Luego diseñan, construyen y financian un sistema de gestión de residuos que todos los hogares y empresas de la zona puedan utilizar para deshacerse de su basura plástica.

La circularidad es el foco principal: el plástico no solo se recolecta y envía al vertedero, sino que se le da una segunda vida. Personas locales se emplean y capacitan para enseñar a los residentes cómo clasificar su basura, de modo que en lugar de apilarla en la calle, esté segregada y lista para ser reciclada.

La primera ubicación de Project STOP fue Muncar, un importante puerto pesquero en el este de Java, donde la basura plástica se había convertido en un problema importante, tanto en el puerto como en las playas y los ríos. Nur Anik se unió al equipo como directora de desarrollo comunitario para poner en marcha este primer proyecto. “Realmente me sentí llamado a hacer algo por mi comunidad, para mejorar el medio ambiente, y donde vivo, la gestión de residuos es una forma importante de marcar la diferencia. Cuando me uní al proyecto por primera vez, no tenía ningún conocimiento sobre la gestión adecuada de residuos, pero el impacto que hemos conseguido desde entonces ha sido asombroso”.

La pasión de Anik por resolver la crisis del plástico ha ayudado a garantizar que más de 50.000 personas en Muncar tengan acceso a los servicios de recogida de residuos y que se hayan salvado más de 5.000 toneladas de residuos de los vertederos y vías fluviales de Indonesia.

Los beneficios no son solo para la salud de las personas y el medio ambiente; los nuevos sistemas de gestión de residuos establecidos por los expertos de Project STOP también crean oportunidades económicas. Solo en Muncar, 90 personas tienen ahora empleos a tiempo completo ayudando a procesar plásticos y otros desechos. Y los pescadores, cuyo trabajo se ve dificultado por el plástico que ensucia el océano, pueden faenar más fácilmente. Además, los lugareños tienen la oportunidad de generar ingresos alquilando sus triciclos para recoger los desechos domésticos.

Pasuruan, en el centro de Java Oriental, es otra ciudad donde Project STOP está haciendo su magia en gestión de residuos. Anteriormente, se recolectaba menos del 5% de los desechos y el plástico en las calles y playas afectaba a la salud y a la vida de la población local. El equipo de Proyecto STOP está trabajando con funcionarios del gobierno, líderes religiosos, universidades y activistas locales de Pasuruan para involucrar a la comunidad y está estudiando la infraestructura que se necesitará. Cuando los servicios de residuos de la ciudad entren en funcionamiento, evitarán que unas 1.500 toneladas de plástico lleguen al océano.

Estos beneficios económicos implican un cambio de actitud, otro aspecto importante del trabajo de Project STOP. “Como parte de nuestra campaña de cambio de comportamiento”, dice Anik, “usamos una frase en Madurese: ‘bedhe pakon, bedhe pakan’, lo que significa que si le pides a alguien que haga algo por ti, debes pagar por su trabajo; en este caso, si le pides a alguien que recoja sus desechos, debe cobrar por su servicio”.

Anik describe cómo funciona Project STOP de una manera que tiene en cuenta todos los aspectos de la gestión de residuos, desde lo científico hasta lo psicológico. “Me apasiona mucho la forma detallada en que abordamos la gestión de residuos, no solo centrándome en el aspecto técnico de la gestión de residuos, sino también en crear conciencia en la comunidad. Es holístico, analiza todo el problema de abajo hacia arriba.”

Project STOP pretende reunir diferentes conocimientos, soluciones y recursos para abordar los desechos plásticos de frente. Ya se han asociado con gigantes de la industria como Nestle, NOVA Chemicals y Siegwerk, o la ONG global Alliance to End Plastic Waste, y están trabajando no solo con el gobierno de Indonesia, sino también con el de Noruega. Ahora han llevado servicios de gestión de residuos a Muncar, Pasuran y Jembrana en el noroeste de Bali, y estiman que darán servicio a 450.000 personas a finales de 2020.

Anik ha visto que solucionar la crisis del plástico es posible, y todos podemos albergar la esperanza de tener océanos más limpios y saludables. “Me siento muy orgullosa de ser parte de un equipo que crea soluciones reales a este problema. Cuando llegué por primera vez a Muncar, vi a niños jugando en la playa sucia con montañas de basura, y ahora, con la comunidad uniéndose a nuestra iniciativa, vemos que es posible cambiar el sistema. Aquí le da a la gente la esperanza de que esto es algo que podamos superar”.

AcciónAtlas: Si te encuentras en una de las localizaciones de Project STOP en Indonesia, únete a una reunión comunitaria para obtener más información sobre cómo ayudar. O si tu organización quiere apoyar al equipo en la carrera por reducir los residuos plásticos, ponte en contacto aquí.

Escrito por

Becca Warner (19 agosto 2020)

    Responsable del proyecto

    Nur Anik, directora de desarrollo comunitario

    Licencia Creative Commons

    Comentarios

     

    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Ley de Protección de Datos (LOPD).
    En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
    Cerrar
    29th October - 10th December
    Education Edition: the future of learning explained by 7 of the world's most inspiring experts
    Discover the online event
    Online event: Fixing the future
    Sign up for our weekly newsletter