El Robin Hood de la industria farmacéutica en la India

Cipla
India (Mumbai)

Nos guste o no (y a las farmacéuticas internacionales no les gusta), una compañía farmacéutica india está llevando a cabo ingeniería inversa de forma audaz, vendiendo copias de alta calidad de medicamentos a bajo precio. Todo comenzó a principios de este siglo en Mumbai.

El 6 de febrero de 2001, la compañía farmacéutica Cipla (Chemical, Industrial and Pharmaceutical Laboratories) revolucionó la historia de la lucha contra el sida desarrollando un “cóctel” de medicamentos contra el VIH compuesto por tres fármacos: Nevirapina, Didanosina y Zidovudina. Luego sorprendió al mundo cuando lo ofreció a los países africanos y a organizaciones humanitarias por trescientos cincuenta dólares al año, lo que llevó a varias compañías farmacéuticas importantes a bajar los precios. Por menos de un dólar por día significaba un 30% del precio estándar. Actualmente, una de cada tres personas que padecen VIH en el mundo está tomando un medicamento Cipla.

“Hay una frase judía que dice: ‘si puedes salvar una vida, has salvado al mundo’”.

Descrito por el New York Times como un “pirata sin complejos”, el tratamiento pionero contra el sida del Dr. Yusuf K. Hamied sobrepasó los límites del mundo de las patentes. Las patentes de la combinación triple de antirretrovirales (ARV) podrían hacer ganar millones a las empresas occidentales, pero en la India se pueden vender copias “biosimilares” a precios económicos. Todo esto es perfectamente legal en este país en desarrollo, donde salvar vidas se considera más importante que tener ganancias. En 1972, el gobierno indio dictaminó que no se pudieran patentar productos alimenticios ni medicamentos, solo sería posible patentar los procesos.

Cipla, una empresa médica líder en el sector, ha tratado a millones de pacientes en ciento setenta países y sigue reduciendo los precios de los medicamentos más necesarios. Bajo el lema “Nadie es excluido”, tiene el objetivo de garantizar el acceso a medicamentos y asistencia de alta calidad, a la vez que asequibles, a todo tipo de pacientes. Sus medicamentos rigurosamente monitorizados, aprobados por la FDA y la OMS, han generado un ingreso de dos mil millones de dólares. En definitiva, “Nadie es excluido”.

Ahora, Cipla produce un tercio de los medicamentos para el sida que se toman en África. Otras copias exitosas incluyen a Nuzac, un sustituto de Prozac, y al llamado Erecto, el equivalente de la compañía a Viagra. El grupo también ha fabricado un medicamento contra la malaria que cuesta menos de un dólar y ofrece tecnología ARV gratuita para ayudar a otras compañías que deseen producir sus propios medicamentos. El siguiente paso en la cruzada de Cipla son las píldoras de bajo coste para el cáncer.

Para las gigantescas farmacéuticas que invierten millones de dólares en investigación, el ahora jubilado Hamied es el enemigo. Para nosotros, este pirata y mesías siempre tendrá derecho a ser el Robin Hood de la industria farmacéutica. Como él mismo afirma, “hay una frase judía que dice: ‘si puedes salvar una vida, has salvado al mundo’”. Intenta hacerlo con millones de ellas.

Escrito por

Lisa Goldapple, editora de Atlas of the Future (21 septiembre 2016)

Biografía

Este artículo fue elaborado por Atlas of the Future como “Informe de Breakthrough” para el Project Breakthrough (Pacto Mundial de las Naciones Unidas/Volans).

Responsable del proyecto

Yusuf Hamied, fundador, Cipla

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

¿Qué?
Temas
Otros temas
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente. Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar