Resilvestrar Nueva York con mil millones de ostras

Billion Oyster Project
Estados Unidos (Nueva York)

El Billion Oyster Project quiere restaurar los antiguos arrecifes de ostras del puerto de Nueva York, devolviendo la biodiversidad a las aguas y educando a una nueva generación de ambientalistas.

 

Allá por el siglo XVII, el puerto de Nueva York rebosaba de biodiversidad. Alrededor de 90.000 hectáreas de arrecifes de ostras ofrecían el hábitat ideal para cientos de especies, incluidas ballenas, delfines, focas y caballitos de mar. Lamentablemente, durante los últimos 150 años, la pesca excesiva y la contaminación han llevado a la destrucción casi total de los arrecifes de ostras y, con ello, a todo un ecosistema submarino.

Lanzado en 2014 por Pete Malinowski y Murray Fisher, el Billion Oyster Project se ha propuesto recuperar el puerto y su biodiversidad restaurando mil millones de ostras hacia 2035.

Billion Oyster Project

La pregunta es: ¿por qué las ostras? Bueno, resulta que las ostras son expertas en la ingeniería de ecosistemas biodiversos. “Las ostras son lo mismo que las plantas en una marisma, o los árboles en un bosque, o el coral en un arrecife de coral. Construyen el ecosistema”, nos dice Malinowski. “Actualmente tenemos un enorme paisaje que es esencialmente plano, sin rasgos distintivos y sin ostras. Así que estamos restaurando los arrecifes para traer de vuelta un hábitat tridimensional, proporcionando un hogar para cientos de otras especies.”

Las ostras también hacen un magnífico trabajo al limpiar el agua que las rodea. Una de ellas puede filtrar unos 220 litros de agua cada día. Esta filtración juega un papel vital en la eliminación del exceso de nitrógeno y los contaminantes químicos del puerto. Además, también extraen fitoplancton, lo que facilita que la luz solar entre en el agua y, a su vez, favorece el crecimiento de algas, otro hábitat submarino esencial.

Además, según Malinowski, se ha comprobado que los arrecifes de ostras protegen islas y estuarios de todo el mundo de las condiciones climáticas extremas. Por un lado, las ostras liberan un sedimento, conocido como “pseudoheces” (caca falsa), que solidifica y protege la integridad de los lechos de los estuarios. Su forma plana también absorbe la energía de las olas, reduciendo su impacto dañino en las costas. “Históricamente, estos grandes arrecifes hicieron del puerto un lugar tranquilo. A medida que nuestros arrecifes crezcan, pueden ser parte de la solución para hacer frente al aumento del nivel del agua y a las tormentas más intensas.”

Pero para el Billion Oyster Project, tan importante como los arrecifes de ostras es la gente que los rodea. “En la ciudad de Nueva York, no se puede separar a los humanos del trabajo de restaurar el medio ambiente. Podemos restaurar los arrecifes de ostras, pero si la gente no se involucra y no piensa de manera diferente, solo será una solución temporal. Queremos que todos piensen en el puerto como un lugar del que también son propietarios.”

En última instancia, la idea es que los vecinos que rodean el puerto puedan ayudar a construirlo y, a cambio, se beneficien de él como fuente de trabajo y diversión. La participación de la comunidad incluso ha llevado al proyecto a actualizar su declaración de intenciones: mil millones de ostras restauradas, un millón de personas comprometidas.

Pero reclutar a toda una ciudad para restaurar su ecosistema marino no es tarea fácil. ¿La respuesta? Educación. Como explica Malinowski, la educación es una herramienta importante para comprender y, a su vez, proteger el medio ambiente. “Puede parecer cursi, pero decimos que la restauración sin educación es fugaz. Si realmente deseas mejorar los resultados en el medio ambiente, necesitas que las personas involucradas compartan esos objetivos y se entusiasmen con él.”

El Billion Oyster Project colabora actualmente con 100 escuelas de Nueva York, ofreciendo excursiones y actividades en el aula en las que han participado más de 6.000 estudiantes. Incluso ofrecen su propio plan de estudios de “ingenieros de ecosistemas”, que brinda a los estudiantes una educación en ecología marina y restauración. El proyecto también trabaja en estrecha colaboración con la New York Harbor School, una institución fundada por Murray Fisher con el objetivo de acercar a los estudiantes lo más posible a la naturaleza. “Comenzamos con un programa de acuicultura, cultivando ostras para su restauración, pero rápidamente nos dimos cuenta de que también necesitábamos buzos, patrones de barco, ingenieros y científicos, para que todos los estudiantes de los diferentes programas puedieran trabajar juntos en la restauración de ostras en el puerto de Nueva York. Luego exportamos esa idea a otras escuelas de toda la ciudad.”

Con su creciente equipo de estudiantes, voluntarios y profesionales marinos, Billion Oyster Project ha restaurado más de 50 millones de ostras en el puerto de Nueva York. En los próximos años, Malinowski dice que el objetivo es alcanzar los 100.000 millones de ostras restauradas por año. La tripulación también lleva a cabo servicios ecológicos vitales, como pruebas de pureza del agua. Además, junto con 60 restaurantes de Nueva York, tienen incluso un programa de reciclaje de conchas, recolectándolas en contenedores y reutilizándolas como hogares para ostras bebé. Se han reciclado más de 680.000 kilos de conchas (es decir, unos 60 autobuses), y los estudiantes incluso han redactado un proyecto de ley para ofrecer desgravaciones fiscales a los restaurantes participantes.

Por supuesto, el trabajo no está exento de desafíos. La burocracia que rodea al sistema educativo de Nueva York, así como las duras condiciones del puerto, hacen que el cambio llegue lentamente. Además, muchas personas simplemente desconocen el problema. “Si llevaras a tu familia a Central Park en Nueva York y las puertas estuvieran cerradas porque estaba lleno de basura y aguas residuales, nadie lo toleraría. Mientras tanto, eso sucede cada vez que llueve en el puerto de Nueva York y la mayoría de la gente ni siquiera lo sabe.”

Pero Malinowski sigue confiando en los objetivos del proyecto, ya que observa un aumento de la biodiversidad y un cambio en la relación de la ciudad con el entorno natural. Como explica: “Tengo mucha suerte de pasar mucho tiempo en las aguas del puerto de Nueva York y ver el impacto directo de nuestro trabajo. Vemos un impacto inmediato y dramático en la biodiversidad local cada vez que colocamos un arrecife en el agua. El ecosistema se está recuperando y el agua está más limpia cada año. Eso es muy emocionante. Pero lo que me da la mayor satisfacción personal es ver a nuestro equipo, nuestros estudiantes y nuestros voluntarios desarrollar un sentido de propiedad sobre el puerto de Nueva York, y eso proviene de desempeñar un papel directo para mejorarlo. De hecho, puedes verlo en los rostros de las personas. ¡Eso es lo que me entusiasma!”

Billion Oyster Project

AcciónAtlas: Participa (y disfruta de ostras gratis) convirtiéndose en miembro del Billion Oyster Project, regístrate como voluntario o, si eres educador, comparte el plan de estudios “Ecosystems Engineers” con tus alumnos.

Escrito por

Don Forbes (28 junio 2021)

    Responsable del proyecto

    Pete Malinowski and Murray Fisher

    Colaboradores

    Este proyecto ha sido seleccionado como parte de NatureFutures, un nuevo canal de contenido que muestra las innovaciones en biodiversidad y ciencia ciudadana y a los biólogos, ingenieros, expertos y voluntarios que hay detrás de ellas. Atlas of the Future se complace en asociarse con la Generalitat de Catalunya en la creación de este canal.

    Apoya al Atlas

    Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

    Licencia Creative Commons

    Comentarios

     

    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Ley de Protección de Datos (LOPD).
    En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
    Cerrar
    Sign up for our weekly newsletter