Regreso a las raíces

Arrels
Cataluña (Barcelona)

Consumiendo productos de proximidad, favorecemos a nuestros agricultores, ganaderos y artesanos, y también a los pueblos y paisajes donde viven. Éste es precisamente el germen de Arrels.

 

Durante el confinamiento hemos descubierto, entre otras muchas cosas, que podemos hacer nuestro propio pan y que podemos dedicar más tiempo a cocinar y a saborear lo que cocinamos con paciencia. Aprovechando este contexto, Arrels nace con la intención de devolver el poder al consumidor, al margen de las grandes distribuidoras y multinacionales, conectando directamente los productores agrícolas, ganaderos y artesanos del país con los consumidores sin que el intermediario añada ningún coste.

“Sin raíces, nada brota. Sin raíces no hay fruto posible. Cuidémoslas para alimentar nuestro futuro.” Manifiesto de Arrels

Arrels quiere romper con el sistema actual de distribución alimentaria y quiere reivindicar el estilo de vida rural y el empoderamiento de los consumidores y de los pequeños productores. ¿Cómo lo han hecho? En una primera fase, han buscado 3.000 fundadores y fundadoras para poder atender la complejidad logística y tecnológica del proyecto, que incluye un mercado de productos ‘online’, una web, una radio e incluso una revista trimestral. En la web MercatsArrels.cat, todo el que ha querido ser fundador del proyecto ha podido realizar una aportación económica que, más adelante, ha canjeado por productos del mercado en línea y, además, ha tenido la posibilidad de hacerse suscriptor de la revista.

Este proyecto multiplataforma está dirigido por Josep Sucarrats, que también ha sido director de la revista CUINA, una de las publicaciones del grupo cooperativo Som. “El producto de proximidad nos garantiza una mayor sostenibilidad”, explica Sucarrats, pero hay otras razones detrás de esta iniciativa: “hay un modelo de país que queremos defender en que el mundo rural se gana la vida alimentándonos, a la vez que enriquece el territorio manteniendo vivos los cultivos, con gente activa, con proyectos de vida que funcionan”. Además, “los gigantes de la alimentación defienden una lógica insostenible: resultado inmediato, máximo beneficio y mínima diversidad”.

“El mundo rural se gana la vida alimentándonos y a su vez enriquece el territorio. Tenemos que apoyarlo”, afirma Josep Sucarrats

Todas las iniciativas y productores que hayan decidido huir de los condicionantes que imponen las grandes corporaciones alimentarias y quieran participar en Arrels son bienvenidas. Como dice Sucarrats, “Arrels es un proyecto que nace para sumar. No queremos crear un entorno de competencia, sino de cooperación”. La idea de crear Arrels hacía tiempo que se valoraba, “pero en el momento de la pandemia se acelera”, revela el director del proyecto. A buena parte de la población, el paréntesis vivido durante estos meses de confinamiento le ha permitido intuir otra manera de hacer las cosas, valorando la calma y la proximidad, fijándose en lo que se tiene más cerca.

La web MercatArrels.cat es el punto de encuentro del proyecto, que conecta a los productores con las personas que quieren disfrutar de sus productos, “como un puente entre el pasado que amamos y el futuro que queremos”, como se dice en el manifiesto fundacional, firmado por varias personalidades catalanas del ámbito de la gastronomía, la cultura y el deporte, desde la chef Carme Ruscalleda hasta el atleta Kilian Jornet. Para todos ellos, volver a las raíces no significa dar marcha atrás. Es volver a conectar con el ritmo de las cosechas, recuperar la frescura de los alimentos y mantener un estilo de vida saludable y beneficioso para el entorno.

Esta primavera ha llegado al quiosco el segundo número de la revista ‘Arrels’, dedicado a las huertas. “La revista se adentra en unos espacios que nos nutren de alimentos, pero que también nos conectan con la naturaleza y nos ayudan a entenderla”, según Sucarrats. Este segundo número recorre huertas de todo el mundo para conocer el espíritu que mueve a los hortelanos, desde los que luchan contra los climas duros de la alta montaña hasta los herederos de las fértiles llanuras civilizadas del Mediterráneo, pasando por aquellos que desafían la aridez de la ciudad llenándola de pequeños cultivos que la hacen más habitable. “Cada huerto es un pedazo de mundo y, para quien lo trabaja, su huerto es su mundo. Y todos son parte de este mundo que vuelve”, asegura el director de la publicación.

El proyecto ha seguido creciendo. El Mercat Arrels ya ha cubierto toda Cataluña, de manera que sus 3.000 socios fundadores ya pueden comprar allí semanalmente. Desde el mercado, han impulsado campañas de consumo y sensibilización para afrontar la caída de precios de las naranjas –vendiéndolas de calidad y a precio justo a través de la plataforma– y de promoción de las fresas del Maresme –un cultivo en regresión debido a los bajos precios de la competencia foránea, insostenibles para los agricultores catalanes.

La web arrels.info ha estrenado un nuevo podcast, Salvant les distàncies, dedicado a las personas que viven con un pie en el campo y el otro en la ciudad. Y dos de los contenidos más vistos de estos meses han sido los documentales Els cavalls més estimats y L’home que fa parlar la fusta, las primeras incursiones del equipo de Arrels en este género.

AcciónAtlas: Quieres ser parte de Arrels? Inscríbete ahora como socio fundador de esta comunidad.

Escrito por

Òscar Marín (02 mayo 2021)

    Biografía

    Periodista y blogger, ha sido redactor de varias revistas de viajes, naturaleza y ciencia durante los últimos 20 años.

    Responsable del proyecto

    Josep Sucarrats, director

    Apoya al Atlas

    Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

    Ca Rosset

    Celler Nousegons

    Cooperativa L'Olivera

    Licencia Creative Commons

    Comentarios

     

    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Ley de Protección de Datos (LOPD).
    En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
    Cerrar
    Sign up for our weekly newsletter