La música salva vidas en Sierra Leona

WAYout
Sierra Leona (Freetown)

“La forma de conseguir un mundo mejor es no tolerar nada que sea inaceptable.” – Joe Strummer, The Clash

La música no solo puede cambiar el mundo, también puede cambiar tu vida. Lo han comprobado más de 3.000 jóvenes vulnerables de Freetown. El proyecto WAYout es el primer y único estudio de música gratuito de Sierra Leona y, desde su fundación en 2008 en la capital del país, ha dado un nuevo rumbo a la vida de cientos de presos, niños soldado y jóvenes sin hogar.

wayout

Esta innovadora organización benéfica dirigida por jóvenes utiliza los medios digitales, la música, el diseño y las artes para explorar sus problemas y contar historias, ofreciendo formación e instalaciones gratuitas, “llegando a los jóvenes marginados y sin poder, tratándolos como individuos, no como estadísticas”.

Los jóvenes preparan temas musicales, diseñan carteles, planifican actuaciones o completan cursos de Photoshop, fotografía, edición y realización de documentales, con la esperanza de tener un futuro mejor.

WAYout fue creado en 2008 por la cineasta británica Hazel Chandler, a quien muchos conocen como “mamá”. Se inspiró en una película que había hecho años atrás sobre los jóvenes de la calle en Kenema, en la frontera con Liberia. Chandler le dio al líder de la pandilla, Yumyum, una pequeña cámara y le pidió que grabara sus vidas, aunque pensaba que la vendería.

“Nunca vendió la cámara y pasó a disparar 100 horas de metraje, crudo, sincero y, a veces, brutal. Esa cámara fue el comienzo de un cambio del que no habría vuelta atrás. Aquello me llevó a entregar cámaras a otras personas y decirles que sus historias son importantes, y allí es donde se plantó la semilla que dio origen a WAYout.”

Gracias a la Joe Strummer Foundation, WAYout cuenta con dos estudios patrocinados y un estudio móvil. La fundación se estableció en memoria del cantante y guitarrista de punk Joe Strummer poco después de la muerte del cantante de The Clash en diciembre de 2002. Su misión es brindar oportunidades a nuevos músicos y apoyar proyectos en todo el mundo que crean en el empoderamiento a través de la música.

“WAYout funciona de dos formas básicas: fomentando la confianza y la autoestima y capacitando a las personas para que puedan ganarse la vida mediante su creatividad”, nos dice Hazel. “Sabemos que pueden pasar dos años o más hasta que los jóvenes de la calle comiencen a participar, hasta cinco años para que realmente se aferren al aprendizaje, por lo que no nos imponemos un límite de tiempo ni un límite de edad.”

En el Studio One, músicos aficionados o consolidados, como Black Street Family y Nathaniel Mash P Sesayash, aprenden a crear nuevos ritmos. El Studio Two es un estudio móvil más pequeño donde los jóvenes que esperan ser productores aprenden a usar Logic, el software que convierte su ordenador portátil en un estudio de grabación profesional en casa.

Mash P pasó 12 años en las calles y ha logrado mucho en los últimos años desde que se unió a WAYout. En su vídeo sobre la falta de vivienda participa el cantante de folk Frank Turner y personas de todo el mundo:

Turner (en la foto inferior) declaró a la revista ‘ Rolling Stone’ que era muy consciente de la posibilidad de encarnar lo que llamó el estereotipo del “hombre blanco con una guitarra que cree que va a salvar África”. Pero su inquietud duró poco.

“Antes de empezar a tocar, recuerdo que me sentía bastante inútil, bastante burgués”, afirma Turner. “Si tienes medio cerebro, entiendes que si vienes de Estados Unidos o del Reino Unido, has crecido con un grado de privilegio que es completamente ajeno a la mayoría de la gente de Sierra Leone. Pero luego empezamos a jugar, y todos estos niños, sin saber nada de mí ni de mis canciones, vinieron corriendo y pronto estaban aplaudiendo, bailando y cantando. Realmente sentí cómo la música trascendía barreras.”

Mientras tanto, el estudio móvil viaja a las poblaciones cercanas y varios productores e ingenieros aficionados se acercan a aprender los trucos del oficio, lo que puede ayudarlos a encontrar un lugar más favorable en la sociedad. El estudio de WAYout también ha entrado a la cárcel local de hombres para trabajar con los reclusos, y en la de mujeres para crear un coro. Convertirse en miembros del coro ayuda a canalizar los comportamientos problemáticos hacia la creatividad.

wayout

Aquellos que han participado en las actividades de WAYout han mejorado su inglés y han aprendido a usar las tecnologías de la información. Estos jóvenes han desafiado la percepción social de lo que eran capaces de hacer y han trabajado con la esperanza de ser aceptados nuevamente en sus propias comunidades.

Aproximadamente el 20 por ciento de los jóvenes de 18 a 35 años con los que trabaja WAYout fueron niños soldado durante la guerra civil de Sierra Leona (1991-2002), una minoría excluida que sentía que la sociedad los había rechazado, que estaban desempleados y no tenían dónde vivir.

WAYout tiene una delegación más pequeña en Kissi Town, un antiguo campo de refugiados donde el desempleo juvenil es del 70 por ciento. Proporcionan a los jóvenes una meta para lograr algo; allí se aprenden nuevas habilidades, florece la confianza, la alfabetización mejora, encuentran su propia voz y, con ella, la ambición de cambiar sus vidas. Los chavales que antes agachaban la cabeza, ahora miran hacia arriba.

“Tenemos muchos miembros trabajando en los medios, ganando dinero con su música o haciendo trabajos de diseño”, agrega Hazel. “Hemos trabajado con más de 3.000 jóvenes y realizado películas que han ganado premios en festivales de cine a nivel internacional o han sido retransmitidas por televisión. Nuestro plan a largo plazo es llegar a más personas y ver más jóvenes ganándose la vida.”

Durante la pandemia, WAYout sigue abierto y tomando todas las precauciones para mantener seguros a sus miembros, proporcionando máscaras y promoviendo la desinfección de manos. Sus miembros son algunas de las personas más pobres de Sierra Leona, por lo que les ofrecen comidas diarias y alojamiento donde pueden.

WAYout ha tenido que cambiar la forma en que trabajan, pero han vivido muchas experiencias con voluntarios que enseñan en línea a futuros escritores, fotógrafos y cineastas.

Tras el éxito del proyecto en el que se capacitó a mujeres para hacer películas sobre los problemas que les afectan, WAYout también está realizando una ficción con algunas integrantes basada en sus propias historias y las razones por las que los jóvenes se involucran en la vida de las pandillas y se quedan atrapados en ellas. Continuarán haciendo todo lo posible para promover la libertad artística, la educación y el empoderamiento, para permitir a los excluidos volver a conectar con la sociedad.

Mira este documental de la BBC World sobre la vida de Mash P:

AcciónAtlas: Conviértete en voluntario o haz una donación en Virgin Money Giving.

Enviado por

Hazel Chandler

Escrito por

Òscar Marín, Atlas of the Future (02 noviembre 2020)

    Biografía

    Periodista y blogger, ha sido redactor de varias revistas de viajes, naturaleza y ciencia durante los últimos 20 años.

    Responsable del proyecto

    Hazel Chandler, fundadora

    Colaboradores

    Este proyecto ha sido seleccionado como parte de CultureFutures, un nuevo proyecto narrativo que cartografía proyectos creativos y culturales con una misión social (y da a conocer a los artistas, colectivos y empresarios que lo hacen posible).

    Atlas of the Future tiene el placer de aunar esfuerzos con el Institute of Creative and Cultural Entrepreneurship de Goldsmith y el British Council Creative Economy.

    Apoya al Atlas

    Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

    MSK filmando un documental con Josta Hopps

    Clase de Photoshop con Tejan

    Creando música en la cárcel de Freetown

    Mash P en Fisher Street

    Licencia Creative Commons

    Comentarios

     

    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Ley de Protección de Datos (LOPD).
    En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
    Cerrar
    Sign up for our weekly newsletter