Instrumentos de paz en Palestina

Sounds of Palestine
Palestina (Belén)

En los campos de refugiados de Belén, puede resultar difícil escapar del ruido de las redadas, las bombas y los francotiradores. Pero Sounds of Palestine está recuperando la música, dando lecciones gratuitas a niños de tan solo tres años, con el objetivo de crear una orquesta diferente.

La música ofrece a los niños un nuevo idioma, que pueden usar para conocerse y comunicarse con otros, y los hace sentir parte de una familia más grande. Les da algo estable y especial en su vida, incluso cuando todo lo demás parece desmoronarse.

Sounds of Palestine comenzó en 2012, cuando su fundador, que prefiere permanecer en el anonimato, se inspiró en El Sistema, el programa gratuito “Música para el cambio social” en Venezuela. El creador de El Sistema, el maestro José Antonio Abreu, creía que la música “es un agente de desarrollo social en el más alto sentido, porque transmite los más altos valores: solidaridad, armonía, compasión mutua”. Ayuda a los niños a desarrollarse como personas, no solo como músicos, una oportunidad que Sounds of Palestine quería brindar a los que viven bajo ocupación militar en Cisjordania.

Sounds of Palestine comenzó a ofrecer lecciones en los jardines de infancia de los campamentos de refugiados de Al-Azzeh y Aida, en Belén. Después del primer año, dieron la bienvenida a un nuevo grupo de músicos en ciernes de tres y cuatro años y continuaron enseñando a los alumnos del año anterior a medida que avanzaban hacia el primer grado. De esta manera, el proyecto ha crecido año tras año y se ha expandido al cercano campamento de refugiados de Dheisheh y a varias aldeas locales, de modo que 250 niños de entre 3 y 15 años están ahora escuchando música al menos dos veces por semana. Y no es de extrañar que sea un éxito: Sounds of Palestine es la única educación musical a largo plazo disponible en Palestina, además de ser completamente gratuita e incluir comida saludable y transporte.

Los estudiantes toman lecciones de orquesta, canto coral, teoría musical, percusión árabe, baile folclórico, violín, violonchelo, contrabajo y clarinete. Y como si esa alegre cacofonía no fuera suficiente, también enseñan habilidades para la vida. Cada niño se une a la orquesta desde los inicios, incluso cuando apenas pueden tocar su instrumento. El equipo utiliza la orquesta para modelar la sociedad y enseñar a los niños habilidades que pueden aplicar en la vida diaria, para convertirse en ciudadanos activos i responsables: habilidades como escuchar, ayudarse mutuamente, trabajar juntos, aprender a crear algo hermoso juntos, no renunciar y hacer algo que te haga sentir orgulloso de ti mismo.

Las lecciones son para todos los niños, independientemente de sus antecedentes o habilidades, porque en última instancia, el programa es mucho más que música. El equipo nos dice: “Nuestro enfoque es holístico, y aunque tocar en la orquesta es el pilar principal, nos preocupamos por los niños y sus familias de una manera mucho más amplia. Visitamos los hogares de los niños que muestran un comportamiento más desafiante y tratamos de apoyar a sus familias. Las relaciones de confianza que construimos a lo largo de los años con cada niño realmente pueden ayudarlo a convertirse en un adulto sano y estable”.

La educación musical crea un sentido de conexión y unión que es difícil de encontrar en otros lugares, algo que es aún más importante frente a las amenazas, restricciones y tragedias cotidianas de la vida en Palestina. “Cuando terminamos el ensayo de la orquesta se puede ver y sentir que los niños están conectados, están compartiendo algo hermoso juntos, tienen algo que nadie puede quitarles.”

“Los niños son testigos de eventos traumáticos: tenemos una estudiante que acaba de perder a su hermano de 14 años porque fue asesinado por el ejército israelí durante una redada nocturna en el campo de refugiados donde viven. No podemos cambiar las cosas a las que se enfrentan, pero podemos hacerlos más resilientes y brindarles oportunidades para crear cambios en su comunidad.”

Sus aventuras musicales los han conectado no solo entre ellos, sino también con niños de todo el mundo. Se invitó a ocho estudiantes a participar en el festival internacional de música Cello Biennale 2018 de Ámsterdam, una oportunidad de ver mundo para unos niños cuyos padres ni siquiera tienen pasaporte.

El 5 de abril de cada año, Palestina celebra el Día del Niño Palestino. Si bien Sounds of Palestine generalmente organiza un concierto interpretado por su orquesta, no dejaron que la pandemia los detuviera, llegando a los niños mediante llamadas telefónicas y sesiones de música en vídeo.

La creatividad, añade el equipo, es la herramienta que los niños necesitan para resistir ante los desafíos y promover cambios. “La creatividad puede generar más o diferentes soluciones a los problemas. Especialmente cuando se vive en circunstancias muy difíciles, ser creativo puede ayudarte a lidiar con la situación o incluso a cambiar las cosas. Una cultura de creatividad puede ayudar a los niños y a sus familias a relajarse, a tener algo de qué enorgullecerse, a celebrar su identidad y a celebrar la vida.”

AcciónAtlas: Ayuda a Sounds of Palestine a seguir llevando la magia de la música a más niños pagando un instrumento o una comida caliente o, si eres un genio de la música, ponte en contacto para ofrecerte como voluntario profesor-formador.

Lee más ► Echa un vistazo a los 5 proyectos elegidos por Common Wealth que están cambiando el mundo a través del ‘break dance’, la combinación de basuras y la magia de la música.

Escrito por

Becca Warner (03 noviembre 2020)

    Colaboradores

    Este proyecto ha sido seleccionado como parte de CultureFutures, un nuevo proyecto narrativo que cartografía proyectos creativos y culturales con una misión social (y da a conocer a los artistas, colectivos y empresarios que lo hacen posible).

    Atlas of the Future tiene el placer de aunar esfuerzos con el Institute of Creative and Cultural Entrepreneurship de Goldsmith y el British Council Creative Economy.

    Apoya al Atlas

    Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

    Licencia Creative Commons

    Comentarios

     

    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Ley de Protección de Datos (LOPD).
    En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
    Cerrar
    Sign up for our weekly newsletter