Extraer carbono del aire para llevarlo al suelo

SoilCQuest 2031
Australia (Forbes)

La organización australiana sin ánimo de lucro SoilCQuest ayuda a los agricultores a extraer carbono de la atmósfera y llevarlo al suelo, donde permanecerá durante cientos de años, aumentando el rendimiento de los cultivos.

 

El carbono es un factor importante de la salud del suelo, impulsando un ciclo de nutrientes efectivo y determinando cómo el agua se comporta en la tierra. En pocas palabras, el suelo necesita carbono para ser fértil. Pero los suelos de todo el mundo se degradan cada vez más debido al uso (excesivo) de fertilizantes dañinos y prácticas agresivas (a medida que el arado rompe la tierra, se libera carbono a la atmósfera). Es un círculo vicioso: mientras el suelo carece de carbono, la atmósfera sufre por su sobrecarga. Y aunque los bosques almacenan alrededor de un tercio de las emisiones mundiales, tardan décadas en crecer y están sujetos al cambio climático. Y algunos humanos siguen talándolos.

El suelo que hay bajo nuestros pies es un importante sumidero de carbono terrestre, y tiene una función vital. Un suelo sano, vivo, con más microorganismos por cucharada que personas en el planeta Tierra, extrae carbono de la atmósfera y lo almacena de forma segura (y útil).

En el proceso ayudan unos microorganismos llamados endófitos, generalmente bacterias u hongos, que viven simbióticamente con las plantas. Algunos, como los hongos endofíticos melanizados, extraen carbono de la atmósfera y lo introducen en el suelo, alimentándose simbióticamente de las raíces de las plantas, pero sin causarles ningún daño.

Mick Wettenhall (izquierda) con Guy Webb (derecha)

Guy Webb, cofundador y director gerente de SoilCQuest 2031, estaba interesado en la salud del suelo para producir mejores cultivos. Creó su proyecto en Australia en 2012 después de conocer a Peter McGee, un especialista en carbono del suelo y micólogo que daba charlas sobre hongos endofíticos. El profesor estaba a punto de jubilarse y la Universidad de Sydney no planeaba continuar con su trabajo. Fue entonces cuando Webb y sus colegas crearon un instituto de investigación sin ánimo de lucro.

Mezcla de semillas de múltiples especies

2031 es la fecha en la que aspiran a almacenar 60 gigatoneladas de C02 en los suelos del mundo. Según SoilCQuest, esto constituiría una duplicación del carbono del suelo. Para lograr esto, los agricultores deben mezclar los endófitos con agua y luego con semillas, que luego van al suelo.

Los hongos endofíticos en una placa de Petri

El método cuesta mucho menos que otras formas de capturar y almacenar carbono, y por cada tonelada de carbono que produce la biotecnología SoilCQuest, se eliminan del aire 3,67 toneladas de carbono atmosférico y se utilizan para reforzar la fertilidad del suelo. “Los suelos con más carbono son intrínsecamente más fértiles”, asegura Webb. “Es una victoria para el agricultor, el suelo, el medio ambiente y, lo más importante, para la mitigación del cambio climático.”

En 2019, se lanzó Soil Carbon Co para ayudar a la investigación, el desarrollo y la implementación del endófito en la agricultura de todo el mundo. Y dado que la organización sin ánimo de lucro es el mayor accionista de la ‘startup’, el medio ambiente es el mayor inversor, según Webb.

Además de centrarse en el carbono del suelo, SoilCQuest también analiza el uso estratégico de árboles y arbustos, prácticas de conservación y técnicas agrícolas regenerativas. Además, están trabajando en maneras de ayudar a los agricultores a comerciar con compensaciones de carbono como una mercancía, para obtener un precio justo en un mercado transparente en lo que la ‘startup’ llama la “segunda cosecha” de los agricultores.

Varias especies cubren los campos de Mick Wettenhall cerca de Trangie, Australia.

Desde su inicio, SoilCQuest ha conseguido varios logros, incluido el lanzamiento de un documental galardonado, Grassroots, y la colaboración de grandes grupos climáticos, organizaciones de investigación y corporaciones de todo el mundo en sus esfuerzos. Para Guy Webb, sin embargo, sus mayores logros son sus dos hijos. “Ellos son la razón por la que estoy tan empeñado en promover la captura de carbono”, dice. Dejar un legado, explica, es la razón por la que tenemos la responsabilidad de “dejar un planeta mejor para nuestros hijos y nietos”.

AcciónAtlas: Webb insta a quienes quieran involucrarse a exigir, ante todo, productos con baja huella de carbono. Compartir su historia también ayuda, añade.

Escrito por

Rae Bathgate (11 mayo 2021)

Biografía

Periodista y productora afincada en Irlanda y, en ocasiones, en Barcelona donde colabora con BCN Més. Originaria de Italia, también ha vivido e informado sobre Estados Unidos, Francia y España.

Responsable del proyecto

Guy Webb, cofundador y director

Apoya al Atlas

Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar
Sign up for our weekly newsletter