Belleza en la oscuridad en la frontera siria

Sirkhane Darkroom
Turquía (Mardin)

La belleza se crea en blanco y negro a solo unos metros de la frontera siria, en una zona que una vez fue preciosa, pero que se ha visto afectada por la guerra y la violencia.

Mardin Istasyon es un distrito empobrecido cerca de una de las ciudades más antiguas de la alta Mesopotamia, en el sureste de Turquía. Desde 2015, Nusaybin ha experimentado niveles de brutalidad sin precedentes; con barricadas y trincheras como parte de la vida cotidiana. Hoy en día, miles de niños refugiados vulnerables de origen sirio, kurdo, iraquí y turco se enfrentan al trauma mientras luchan por comenzar una nueva vida y aprender un nuevo idioma y cultura. Dentro de los campamentos, los niños apenas pueden hacer nada.

Darkroom es un pequeño taller de fotografía móvil dirigido por Sirkhane (Circus House) y dirigido e impartido por el joven fotógrafo sirio Serbest Salih (abajo), que huyó de Alepo a Turquía en 2014 para escapar de la guerra civil. Ahora usa la fotografía para ayudar a los niños refugiados a aprender nuevas habilidades y a encontrar una nueva manera de expresarse.

Los niños vulnerables y desfavorecidos de los barrios abandonados, que normalmente no tienen acceso a las acciones culturales, pueden disparar, revelar e imprimir fotografías en blanco y negro sobre su vida cotidiana en circunstancias extremadamente difíciles. Y con resultados sorprendentes.

Salih equipa a los niños con sencillas cámaras donadas, enseñando conceptos básicos de composición y cómo ser creativos. “Les muestro lo que es la fotografía analógica, desde las cámaras estenopeicas e Instax hasta las cámaras Lomo y Agfa. Explico la diferencia entre la fotografía analógica y digital y las distintas películas.”

Quiere mostrar a los niños que pueden expresar su imaginación y emociones a través de la fotografía. “Combinados, la narración de historias y el arte de la fotografía pueden generar una forma sólida de educación, que ha demostrado ser curativa para los niños que han sido testigos de la violencia, la pobreza y la guerra. Les doy una cámara y les digo: ‘Antes de hacer una foto, acuérdate de pensar y sentir, ¡y recuerda que tienes 36 tomas!’”

Sirkhane Darkroom

Salih siempre mezcla a niños locales y a refugiados en los talleres. “Siempre estuvieron separados. Ahora comienzan a compartir ideas y se acercan más, se hacen amigos. Esto también ha afectado a sus familias: se conocen también y comparten toda su cultura e historias.”

Sirkhane se describe a sí misma como una “escuela de circo social”, y toma su nombre de la palabra turca ‘sirk’ (circo) más la palabra ‘hane’, que significa ‘casa’ en turco, kurdo y árabe. Fue fundada en 2012 por Pinar Demiral y Serdal Adam como un lugar donde jóvenes de diferentes orígenes pudieran reunirse sin conflictos ni discriminación, con el arte como lenguaje común.

Demiral llegó a Mardin por primera vez en 2009, cuando era estudiante universitaria, para trabajar en un proyecto de fotografía con niños que vivían cerca de campos minados: “Circo, arte, música. Todos son vehículos para nosotros. Los niños tienen derecho a vivir y a ser felices. Necesitan un lugar donde poder ser niños”, explica Demiral. “La violencia está prohibida aquí. Queremos que los niños hagan nuevos amigos sin pelearse ni hacerse daño. Queremos que aprendan a convivir en un lugar tranquilo.”

En 2014, grupos de personas que escapaban de Irak, de Sinjar y del ISIS llegaron a Mardin y establecieron un campamento en la estación de autobuses. En esa época, Sirkhane organizó su primer festival de circo social. “Entonces había alrededor de 80 entrenadores de artes circenses de 20 países diferentes en Mardin. Durante 25 días en el campamento, logramos que unas 80 personas se unieran a nuestro programa. Comenzamos a hacer actividades allí todos los días.”

Sirkhane creó originalmente Darkroom en 2017 con el fotógrafo turco Emel Ernalbant, que ahora vive en Londres y trabaja para clientes internacionales como Vogue, Conde Nast y Made in Hackney.

Desde entonces, Sirkhane ha ayudado a más de 500.000 niños refugiados y locales. Además de fotografía, los cuatro centros y las dos unidades de contenedores móviles ofrecen actividades como pintura, música, payasos, manualidades, malabares, acrobacias y danza con artistas y entrenadores voluntarios. Actualmente, los centros están llenos y atienden a unos 300 niños al día.

“Sirkhane cree firmemente que todo niño merece tener sus derechos básicos como se describe en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño. No importa quiénes son, dónde viven, qué hacen sus padres, qué idioma hablan, cuál es su religión, si son niños o niñas, cuál es su origen cultural, si tienen una discapacidad, si son ricos o pobres, todos deben recibir un trato justo y equitativo.”

Ahora, a causa de la Covid, Salih está creando talleres en línea a través de videollamadas y enviando cámaras a los niños para que las usen. “Los talleres en línea son difíciles, pero muy útiles para dar esperanza a los niños.” A continuación, esperan crear una Caravana Sirkhane con un cuarto oscuro que pueda viajar a los pueblos y realizar talleres con los niños.

AcciónAtlas: Sirkhane depende completamente de los voluntarios, y todos sus servicios son gratuitos. Apoya el proyecto a través de la campaña Darkroom o dona equipos y materiales de fotografía de segunda mano o sin usar.

Escrito por

Lisa Goldapple, Editor-in-Chief, Atlas of the Future (28 octubre 2020)

Responsable del proyecto

Serbest Salih, fotógrafo

Colaboradores

Este proyecto ha sido seleccionado como parte de CultureFutures, un nuevo proyecto narrativo que cartografía proyectos creativos y culturales con una misión social (y da a conocer a los artistas, colectivos y empresarios que lo hacen posible).

Atlas of the Future tiene el placer de aunar esfuerzos con el Institute of Creative and Cultural Entrepreneurship de Goldsmith y el British Council Creative Economy.

Apoya al Atlas

Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar
Descubre cada semana los proyectos que están cambiando el mundo