Salvando las selvas tropicales con IA

Rainforest Connection
Estados Unidos (San Francisco)

Si un árbol cae en el bosque y no hay nadie alrededor para escucharlo, ¿emite algún sonido? Sí, lo hace, porque ahora los árboles tienen oídos electrónicos.

 

Salvar las selvas tropicales sería una de las formas de detener el cambio climático. ¿La mejor forma de hacerlo? Con datos en tiempo real.

Rainforest Connection utiliza inteligencia artificial para escuchar los sonidos de la tala ilegal y la caza furtiva; creando el mayor “Arca de sonidos y datos ecológicos de la selva tropical” en nombre de la conservación de la vida silvestre.

“Saber dónde está ocurriendo la destrucción es una ventaja, saber dónde Y cuándo es mucho mejor.”

Centrada en prevenir la deforestación de la selva, una de las principales causas del cambio climático y la extinción de especies, esta organización sin ánimo de lucro transforma viejos teléfonos para que todo el mundo escuche los sonidos de la selva, incluyendo desde el canto de los pájaros hasta el zumbido de las cigarras, aunque también se oye el sonido de una motosierra y de un árbol cayendo por culpa de la tala ilegal.

rainforest connection atlas of the future

El tecnólogo en conservación Topher White (en la foto inferior) fundó Rainforest Connection (RFCx) en 2014 con la intención de crear un monitor de bajo coste que pudiera ayudar a las comunidades de la selva en sus esfuerzos por detener las actividades ilegales. La deforestación brutal es una enorme amenaza para los hábitats tropicales, pero ahora puedes reciclar tu teléfono antiguo para que se convierta en un “guardián de la selva tropical”.

Foto: Von Wong

Esta organización transforma los teléfonos inteligentes reciclados en dispositivos de escucha autónomos que funcionan con energía solar y pueden identificar signos de actividad destructiva a gran distancia. Y con una aplicación gratuita, cualquiera puede escuchar los sonidos de la selva en cualquier momento y desde cualquier lugar. La biblioteca digital y la plataforma bioacústica permiten navegar por la “selva tropical mundial” y ofrecer a los científicos acceso instantáneo a grandes cantidades de datos acústicos sin procesar recopilados en las selvas tropicales de todo el mundo.

Los sistemas de detección actuales se basan en satélites que muestran la destrucción de la selva cuando ya es demasiado tarde. RFCx es el primer sistema de detección del mundo en tiempo real. Identifica la actividad de deforestación en el momento en que comienza, mientras simultáneamente transmite los datos de forma abierta e inmediata a cualquier persona.

Los dispositivos ocultos se instalan en lo alto de las copas de los árboles para captar continuamente todos los sonidos ambientales y detectar sonidos de actividades destructivas, como troncos cayendo o motosierras, hasta un kilómetro de distancia. Al detectar una motosierra, el dispositivo transmite una alerta al servidor en la nube que envía un mensaje SMS a los “socorristas”.

rainforest connection atlas of the future

Los sensores permiten la intervención y la respuesta en tiempo real al alertar a las autoridades. También crean un registro forense de pruebas de extracción y patrones de actividad ilegal que se pueden utilizar de muchas maneras, incluso en un tribunal de justicia.

 

Los dispositivos están programados para funcionar con una cobertura GSM mínima, pero, sorprendentemente, las selvas tropicales tienen una cobertura GSM decente, en particular las áreas que están más amenazadas por las poblaciones humanas y la tala. Aun así, RFCx está explorando trabajar con dispositivos controlados a distancia que puedan transmitir señales GSM en áreas con mala conexión.

Una buena cámara trampa solo cubre unos pocos cientos de metros cuadrados, mientras que un dispositivo RFCx puede cubrir unos tres kilómetros cuadrados por el mismo precio. De hecho, cada dispositivo puede proteger un área de bosque tan grande que puede albergar más de 1.000 especies diferentes de plantas y animales, y proteger suficientes árboles de la tala para evitar que se liberen 15.000 toneladas métricas de dióxido de carbono a la atmósfera. Esto equivale a sacar 3.000 coches de la carretera.

rainforest connection atlas of the future

White y su equipo han probado ampliamente esta tecnología con comunidades locales de Brasil, Costa Rica, Ecuador, Rumania, Sudáfrica, Belice, Filipinas, Sumatra y Perú. La atención se centra siempre en la colaboración, no en la “ayuda”, poniendo la solución en manos de comunidades comprometidas sobre el terreno.

En Indonesia, el equipo de RFCx formó a los guardabosques sobre cómo usar los dispositivos y el software para garantizar que la tecnología se usara de manera efectiva.

En Ecuador, monitorearon dos especies de loros en peligro de extinción que se estaban reintroduciendo en un área clave, lo que también proporcionó a los ecólogos locales una gran cantidad de datos con los que pudieron estudiar y mejorar los resultados de la reintroducción de una especie clave.

En colaboración con la Zoological Society of London y una empresa maderera sostenible local llamada Rougier, RFCx estableció un monitoreo acústico para ayudar a los guardaparques locales de las selvas tropicales de Camerún. Detectaron la caza furtiva de chimpancés, gorilas, elefantes y aves en peligro de extinción.

Si bien la COVID-19 restringió severamente su capacidad para viajar en 2020, Rainforest Connection implementó los dispositivos Guardian en Sumatra Occidental con el apoyo de IUCN NL y los socios locales KKI Warsi.

La recopilación de datos en tiempo real sobre las selvas tropicales es fundamental porque todos esos datos permite a los científicos comparar los cambios que se producen en los ecosistemas más amenazados de nuestro planeta para así protegerlos. La inteligencia artificial realmente puede ayudar a resolver los problemas más urgentes del mundo.

Pero salvar las selvas tropicales no es la única clave para detener el cambio climático, sino que también es vital para apoyar a muchas de las comunidades más pobres del mundo que dependen de estos ecosistemas. Es por eso que Rainforest Connection también tiene como objetivo crear asociaciones que empoderen a las poblaciones indígenas que trabajan para proteger sus tierras natales.

Porque la palabra “conexión” es tan importante como “selva tropical”.

AcciónAtlas: Escucha la lluvia en Los Amigos, Perú, o el canto de los pájaros en la Reserva Mashipi de Chocó, en Ecuador. Usa la app para recibir audio EN VIVO de las selvas tropicales. Dona tu viejo móvilescucha los sonidos de la selva. Y si eres un entusiasta de la bioacústica y la ecoacústica, disfruta de estas herramientas y tecnología para aumentar tu impacto en el ámbito de la conservación.

Escrito por

Lisa Goldapple, Editora, Atlas of the Future (01 febrero 2021)

    Responsable del proyecto

    Topher White

    Apoya al Atlas

    Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

    Licencia Creative Commons

    Comentarios

     

    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Ley de Protección de Datos (LOPD).
    En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
    Cerrar
    Sign up for our weekly newsletter