El casco ético vietnamita

Protec & AIP Foundation
Vietnam (Hanoi)

Los cascos son una “vacuna” eficaz contra los traumatismos craneales en carretera. En Vietnam, estos cascos son fabricados por personas con discapacidad que han resultado heridas en accidentes de tráfico y se donan a escolares.

 

En Vietnam, 2.150 niños pierden la vida cada año en las carreteras del país. Las intersecciones se transforman en una peligrosa carrera de motos entre automóviles y camiones. Las aceras se convierten en autopistas, mientras los motociclistas suben a los bordillos y se abren paso entre peatones y turistas sorprendidos.

En la década de 1990, el número de motocicletas registradas en Vietnam pasó de medio millón a 7 millones, con 8.000 muertes por accidentes de tráfico cada año. Actualmente hay 45 millones de motos registradas con 14.000 muertes por tráfico anuales, el 59% de las cuales son motociclistas según la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Transporte.

Aunque trágicas, estas cifras cuentan una historia de éxito y pueden atribuirse en parte a la Asia Injury Prevention Foundation (AIP) junto con Protec, una empresa social dedicada a proporcionar cascos de motocicleta de calidad, asequibles, adecuados para el clima tropical y en línea con las normas de seguridad nacionales. Ambos fueron fundados por el empresario social estadounidense Greig Craft en 1999. En la actualidad, Protec emplea a más de 130 personas, más de un tercio de las cuales tienen discapacidades físicas, incluidos los afectados por accidentes de tráfico.

Las líneas de montaje son físicamente más bajas para adaptarse a las necesidades de los empleados con sillas de ruedas, lo que ha permitido a Protec mantener su diversa fuerza laboral al tiempo que produce cascos de calidad. Las ganancias de la venta de cascos se reinvierten en las campañas de concienciación pública de la Fundación AIP y en iniciativas de educación en seguridad vial.

Hoang Na Huong es la directora general de Protec, que sigue siendo una de las pocas fábricas que producen cascos seguros, asequibles y compatibles con el medio ambiente para usuarios de Vietnam y el sudeste asiático.

“Poca gente sabía realmente para qué eran los cascos en ese entonces”, afirma. “Cuando se inició Protec, se convirtió en una especie de vacuna para el daño cerebral. En ese momento existían leyes sobre el uso del casco, pero no se hacían cumplir.”

Protec vende cascos a la Fundación AIP a precio de coste, que luego se donan a escolares, junto con sesiones de aprendizaje. Desde 2000, más de 450.000 cascos han ido a parar a la Fundación AIP. Protec también ayuda a financiar campañas de concienciación pública, a través de la Fundación AIP, en televisión, radio y otros medios.

Vietnam es conocido por vender grandes cantidades de productos de imitación, y esto incluye cascos que no suelen estar testados, no siguen los estándares en términos de producción y no son fiables en caso de accidente. Hoang Na Huong señala que uno de los desafíos de Protec a la hora de comercializar cascos es intentar competir con las imitaciones baratas y lograr que las personas comprendan la diferencia entre la gran cantidad de productos falsos que se usan con regularidad.

“Nuestro país lucha con tantos productos falsificados: leche, medicamentos, antibióticos… Es muy peligroso para nuestra gente. Es importante la ética en nuestros productos”.

Por lo general, Vietnam no es un país favorable a las personas con discapacidad, pero Protec proporciona una línea de montaje a una altura accesible para personas en sillas de ruedas. Hoang Na Huong dice que la mayoría de los lugares no ofrecen acceso para sillas de ruedas y que la vida puede ser extremadamente difícil para las personas en esta situación.

En Vietnam, es obligatorio que todos los motociclistas y pasajeros usen casco en la carretera desde 2007. Un año después, en combinación con la campaña ‘Usa un casco, no hay excusas’ de la Fundación AIP, las muertes por accidentes de tránsito se redujeron en un 12% y las lesiones cerebrales traumáticas lo hicieron en un 24%, según la misma Fundación. Desde entonces, la seguridad vial ha seguido mejorando, pero Hoang Na Huong asegura que todavía queda un largo camino por recorrer.

“La seguridad del tráfico está cambiando, pero requiere una colaboración compleja entre muchos agentes y organizaciones diferentes.”

La Fundación AIP y Protec son dos partes de una solución a los accidentes relacionados con motocicletas. La idea no es solo brindar protección física, sino también educar a generaciones de niños vietnamitas para que las medidas de seguridad se arraiguen en la sociedad como una necesidad para cualquiera que conduzca una moto en la carretera.

“No somos solo una empresa comercial que vende cascos. Realmente queremos que la gente piense en usarlos para protegerse, y no solo para evitar multas de tráfico.”

AcciónAtlas: Puedes hacer un donativo, convertirte en socio o permanecer conectado aquí para apoyar a la Fundación AIP y Protec.

Escrito por

Lisa Goldapple, Editor, Atlas of the Future (06 diciembre 2020)

Responsable del proyecto

Greig Craft, fundador, y Hoang Na Huong, directora general

Apoya al Atlas

Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

Fotos: Lauren DeCicca

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar
Sign up for our weekly newsletter