El valor de la basura en Taiwán

Miniwiz
Taiwan (Taipei)

Pabellones de botellas de plástico, salas de cine recicladas, alas de avión… hechas de basura! Durante quince años, la empresa con sede en Taiwán Miniwiz ha estado construyendo su negocio a partir del reciclaje, tomando materiales viejos y reciclándolos para convertirlos en algo nuevo, como edificios gubernamentales icónicos, elegantes interiores minimalistas y muebles de alto rendimiento, todo bajo el liderazgo de Arthur Huang. El diseñador y arquitecto cree que es prudente “minimizar”.

“Creemos que todo se puede hacer con basura”

En 2005, el enérgico Huang aprovechó las ganancias de su primera línea de productos sostenibles innovadores (dispositivos de carga de energía solar y eólica llamados HYmini) para autofinanciar Miniwiz en Taipei, Taiwán. “La basura es una fuente abundante y muy valiosa de plásticos, metales y fibras de primera calidad, todos materiales perfectamente buenos para ser usados y reutilizados una y otra vez”, nos dice, “y con su suministro aumentando en un 70 por ciento cada año, la relación costo-eficiencia de la basura como recurso es enormemente viable”.

Desde entonces, su empresa de ingeniería ha convertido la contaminación provocada por el hombre en un recurso, al fabricar materiales 100% reciclados con plásticos, residuos electrónicos, alimentarios, agrícolas, envases y residuos automotrices. Como a las personas les gustan las cosas nuevas, Miniwiz se enfoca en hacer y comercializar atractivos productos reciclados que la gente realmente quiera comprar.

Si bien Miniwiz convierte los desechos en productos como fundas de iPhone hechas de cáscara de arroz, portabotellas de vino hechos de carcasas de placas base recicladas y gafas de sol hechas de CD reciclados, su enfoque principal es usar plásticos de desecho para mejorar la huella de carbono de los edificios, ya que son responsables del 40% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Sus productos de plástico reciclado de alta gama van desde un sistema de muro cortina hecho de PET 100% reciclado, hasta un compuesto hecho de polímeros reciclados y desechos agrícolas o una fibra hecha con PET 100% reciclado y dióxido de silicio procedente de cáscaras de arroz. Incluso ha construido una planta de reciclaje de desechos electrónicos con materiales reciclados.

Uno de los proyectos más destacados y futuristas de Miniwiz es el pabellón EcoARK, de nueve pisos de altura, un importante escaparate de ingeniería sostenible, presentado en la Exposición Internacional de Flora de Taipei 2010. Construido con 1,5 millones de botellas de plástico recicladas, su sistema POLLI-Brick entrelazado en forma de panal evitó el uso de agentes químicos de unión.

Si bien a muchos les falta convencerse de que los residuos plásticos son una solución viable, las principales marcas con visión de futuro del mundo, como Nike, también están adoptando el concepto como una solución de fabricación viable, y Miniwiz cuenta con Philip Morris, Coca-Cola y Starwood Hotels entre sus clientes.

“Hemos podido demostrar una y otra vez que los materiales de la basura pueden superar a los materiales vírgenes de los que nuestra sociedad ha dependido tradicionalmente.”

Pero el desafío más atrevido de Huang es hacer volar la basura: el proyecto de aviones experimentales EcoFighter de Miniwiz apunta a lograr precisamente eso. Utilizando nanotecnologías avanzadas e ingeniería mecánica, este “proyecto loco” incluye construir las alas de un avión con basura.

Hasta ahora, gran parte del trabajo realizado por Miniwiz se ha centrado en la potencia de fabricación que es Taiwán, pero quiere replicar redes de reciclaje similares en China y Estados Unidos. El objetivo final es poder sustituir cualquier material virgen. Es solo cuestión de tiempo antes de que todos estemos de vacaciones en aviones hechos con basura.

Actualización: Desde la aparición del Covid-19, Miniwiz ha invertido mucho en I + D para desarrollar productos que combatan bacterias y virus. Miniwiz ha lanzado el primer concepto de sala modular en asociación con el Centro de Innovación (“CFI”) del Hospital de la Universidad Católica Fu Jen (FJCU). Las salas blancas presurizadas negativamente están diseñadas específicamente para permitir que los hospitales controlen el riesgo de biocontaminación o contaminación por partículas. Los exclusivos paneles de pared de PET, revestidos con aluminio reciclado, junto con el sistema de autolimpieza UV, reducen drásticamente el 99,9% del recuento de bacterias, al tiempo que repelen los virus.

Escrito por

Lisa Goldapple, Editora, Atlas of the Future (21 septiembre 2016)

Responsable del proyecto

Arthur Huang and Jarvis Liu, fundadores

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar
29th October - 10th December
Education Edition: the future of learning explained by 7 of the world's most inspiring experts
Discover the online event
Online event: Fixing the future
Sign up for our weekly newsletter