Malgastando recursos en Brasil

New Hope Ecotech
Brasil (São Paulo)

Luciana Oliveira creció en Brasil, lo que la convirtió en testimonio de la dura realidad de los cartoneros. Así que decidió crear New Hope Ecotech (NHE), una empresa para beneficiar a los brasileños que veía atrapados en la pobreza que arrastra el mundo del reciclaje, así como a grandes empresas. New Hope Ecotech es una especie de mercado de crédito de residuos que ofrece un acuerdo mutuamente beneficioso con la ventaja adicional de preservar el medio ambiente del país que tanto ama.

El Banco Mundial estima que hasta ciento cincuenta millones de personas en el mundo (doscientas cincuenta mil en Brasil) sobreviven actualmente recolectando y vendiendo residuos sólidos como plástico, vidrio y metal: “Aunque estos cartoneros proporcionen un servicio de recolección y reciclaje para la sociedad, rara vez son tratados con respeto”, explica Oliveira.

Desde 2015, la premiada plataforma de software de Oliveira ha conectado a basureros con las fábricas más contaminantes del país. Utiliza tecnología de gestión de datos para permitir que los materiales se puedan reciclar de manera más efectiva, cumpliendo con las obligaciones que tienen los fabricantes, mientras se generan ingresos adicionales para los cartoneros.

“Tengo una imagen muy clara del futuro. La gente se acostumbrará a tirar la basura en los contenedores apropiados porque sabe que sus envases realmente se reciclan”.

Así es como funciona. La Política de Residuos Sólidos de Brasil, instaurada en 2010, exige la recolección y el reciclaje de materiales de embalaje. New Hope Ecotech utiliza “Certificados de reciclaje” (valores ambientales negociables) que se basan en el principio de “quien contamina, paga” y es similar a los créditos de carbono pero para reciclables. Las empresas pueden hacer un seguimiento de su huella ecológica, y eso en Brasil incentiva el reciclaje. “Este crecimiento se logrará mediante un mecanismo de larga duración que permite que la cadena de reciclaje se formalice, que sea económicamente sostenible y que crezca: los certificados de reciclaje”.

Por ejemplo, un pequeño agregador con un depósito de chatarra en São Paulo podría comprar materiales de embalaje a veinte cartoneros diferentes y luego registrar la información de la transacción (material, volumen y precios) en la plataforma de software NHE a través de un smartphone. NHE valida el reciclaje para emitir los certificados a los fabricantes. De este modo, los ingresos se comparten con el propietario del depósito de chatarra y los cartoneros individuales.

A Olivera se le ocurrió esta idea cuando estudiaba en la Kellogg School of Management junto con el cofundador de NHE, Thiago Pinto. Querían idear un negocio que pudiera ajustarse al modelo del Triple Bottom Line. “Thiago y yo viajamos a Brasil un par de veces para investigar sobre la industria del reciclaje en general, lo cual fue especialmente difícil porque vimos que mucho dependía del trabajo de cartoneros pobres”, nos dice. “Fue entonces cuando Thiago se enteró de la nueva ley en Brasil por la que los productores deben ser responsables del embalaje que sale al mercado. ¡Así se nos encendió la bombilla!”.

“Tengo una imagen muy clara del futuro. La gente se acostumbrará a tirar la basura en los contenedores apropiados porque sabe que sus envases realmente se reciclan. El reciclaje se vuelve sostenible generando empleos formales y pagando impuestos. Y los trabajadores de la industria del reciclaje se sentirán orgullosos de su papel en la sociedad”.

Actualmente, el principal objetivo de la empresa es ayudar a crear transparencia, pero en el futuro quieren tener una influencia más directa en el aumento del reciclaje, transfiriendo fondos directamente a los cartoneros. Oliveira también espera la aprobación formal del gobierno de São Paulo.

“Nuestro alcance es muy amplio. Estamos trabajando con cartoneros y pequeñas empresas de reciclaje, empresas multinacionales, el gobierno y la ley. Es muy gratificante ser el vínculo entre estas tres partes interesadas, claves para hacer posible el reciclaje. Nuestro desafío es comprender todos los intereses de las partes involucradas con el objetivo final de preservar el medio ambiente de Brasil”.

Escrito por

Lisa Goldapple, editora de Atlas of the Future (29 septiembre 2016)

Biografía

Este artículo nació como un “Informe de Breakthrough” de Atlas of the Future para Project Breakthrough (Pacto Mundial de las Naciones Unidas/Volans).

Responsable del proyecto

Luciana Oliveira, cofundadora de New Hope Ecotech

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

¿Qué?
Temas
Otros temas
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente. Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar