Asesinos naturales de la contaminación

Ayala Water and Ecology
Israel (Zippori)

En una finca orgánica de una antigua ciudad de Galilea, un científico revierte el daño ambiental utilizando el poder limpiador verde de las plantas.

 

A medida que aumenta la demanda de agua en todo el mundo, Eli Cohen busca plantas para satisfacer nuestras necesidades, realizando experimentos en una finca cercana a Nazaret. Él sabe que podemos mejorar el aire y el agua usando la naturaleza, solo hay que encontrar la planta adecuada.

“Estamos utilizando la naturaleza para ayudar a la naturaleza.” Eli Cohen

Este experto en fitotecnología tiene su base en Zippori, en el norte de Israel, a medio camino entre el Mediterráneo y el lago Kinneret, una región que se está calentando rápidamente: “Allí vemos un triple fenómeno de escasez de agua, desertificación y creciente presión social”, nos cuenta. “La gestión adecuada del agua y la reducción de la huella de carbono son las necesidades del momento.”

En la década de 1980, la evidencia de un fuerte aumento de las temperaturas globales empezó a convencer a la gente de que la Tierra se estaba calentando como si fuera un invernadero. Este amante de la naturaleza israelí decidió que quería ayudar a “reequilibrar lo que nosotros, como humanidad, hemos dañado durante los últimos 100 años”.

En 1989, fundó una empresa de sostenibilidad y la llamó Ayala en honor a su hija. Esto significa “cierva” en hebreo, pero nos dice que también tiene otro significado. “En las antiguas tradiciones, el ayala tenía un sentido único. Podían localizar fuentes submarinas.”

Hoy, Ayala Water and Ecology es reconocida desde Chile hasta la India por sus soluciones tecnológicas naturales de vanguardia que luchan contra el cambio climático. Utiliza plantas acuáticas para limpiar los sistemas de alcantarillado, el agua, el aire y el suelo contaminados, de forma natural, mediante la creación de tratamientos de aguas holísticos y ecológicos con sistemas portátiles modulares y sin energía.

El equipo de expertos en “fitorremediación” de Ayala tiene un objetivo simple: restaurar la capacidad de la naturaleza para preservarse y protegerse. Una mezcla del griego ‘fito’ (planta) y el latín ‘remedium’ (restablecimiento del equilibrio), esta es una técnica que utiliza plantas y árboles vivos para eliminar la contaminación y proporcionar soluciones ecológicas para limpiar el agua, el suelo y el aire.

Las plantas tienen la capacidad inherente de eliminar o atrapar una amplia gama de contaminantes. Y eso es exactamente lo que hace Ayala, de forma sostenible y simultánea. Se especializan en soluciones ecológicas para flujos de residuos urbanos, agrícolas e industriales.

En respuesta a los crecientes problemas del consumo de agua y la contaminación, Ayala ha registrado un sistema completo llamado NBS, abreviatura de “Soluciones Basadas en la Naturaleza”. Limpia, económica y respetuosa con el medio ambiente, la tecnología se basa en las leyes de la naturaleza y comprende tres elementos: plantas acuáticas que filtran y descontaminan, un sustrato especial para cultivar las plantas y algunos conocimientos ecológicos importantes.

Eli y su equipo realizan expediciones de “caza ecológica” por todo el mundo para encontrar las plantas adecuadas, porque hay un truco para crear una combinación ganadora de especies, ya que cada una tiene un entorno bacteriano diferente y descompone un contaminante diferente.

La tecnología Ayala utiliza cero energía y productos químicos, requiere un mantenimiento mínimo y “tiene como objetivo reducir drásticamente la huella de carbono y revertirla”. En lugar de adoptar grandes soluciones centralizadas que consumen mucha energía, los problemas se resuelven en el sitio, llevando el agua limpia que tanto se necesita a las áreas remotas y rurales que carecen de acceso a servicios de saneamiento, lugares turísticos alrededor de las cuencas marinas y áreas con estrés hídrico que necesitan riego.

Estas soluciones cumplen varias funciones a la vez: tratan las aguas residuales, recargan el acuífero, recolectan agua, previenen inundaciones, actúan como pulmones verdes y reducen las necesidades de energía para el transporte del agua.

Además del Mediterráneo, hay cientos de instalaciones de Ayala en todo el mundo, desde pueblos hasta ríos y lagos, parques urbanos y granjas lecheras. Son todas más o menos así:

Los proyectos van desde una planta que trata desechos, basura fresca y aguas residuales contaminadas en el vertedero de Hiriya cerca de Tel Aviv, Israel, hasta el tratamiento del drenaje ácido de una mina en Chile y el tratamiento de aguas residuales urbanas en la India. “Todos nuestros proyectos son significativamente más fáciles y menos costosos de mantener y operar que las soluciones convencionales.”

En Tamil Nadu, India, el agua tratada se reutiliza para riego en la finca de frutas orgánicas Jain Farms. “El futuro está aquí: sin energía, sin productos químicos y totalmente sostenible.”

En Ganei Tikva (que en hebreo significa ‘Jardines de la Esperanza’), una ciudad conocida por su alto nivel de vida y educación de calidad, Ayala ha creado una solución in situ para aguas grises y aguas residuales locales que de otro modo se habrían transferido mediante bombas y tuberías a una planta de tratamiento de aguas residuales lejana.

“Afortunadamente, el alcalde de Ganei Tikva decidió seguir adelante con nosotros. Les estamos ahorrando los costes de obras de infraestructura, energía de mantenimiento, etc.”, explica Eli. “Pero además de eso, se creó un hermoso parque que anima a sus ciudadanos.”

Estas soluciones basadas en plantas son un verdadero avance para el desarrollo en las ciudades, ya que reducen significativamente los costes operativos asociados con los sectores del agua y la nergía. Las ciudades que se benefician de Ayala también se encuentran en Francia, India, Israel, México y Grecia.

A pesar de que Ayala recibió apoyo del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea para su sistema modular y portátil, 2020 fue un año difícil, aunque lograron convencer a un gran municipio del centro de Israel para proteger y rehabilitar un río de las aguas residuales.

Eli agrega que la pandemia ha mostrado a la humanidad los límites de la tecnología. “No estoy seguro de cuán profundo penetró, pero las semillas están ahí. La principal tarea de la humanidad ahora es reducir nuestro consumo drásticamente: nuestra energía, productos químicos, agua, productos básicos, servicios, alimentos, etc. Esto no cambiará nuestro estilo de vida, pero mejorará nuestra calidad de vida.”

Planea seguir presionando al mundo para que confíe en la naturaleza. “Paso a paso, seguimos haciendo más en este campo en todo el mundo, creando la ‘masa crítica’ que cambiará la mentalidad de quienes deben tomar decisiones.”

AcciónAtlas: Cuando se trata de hacer un cambio positivo, Eli nos insta a todos a “hablar de ello, creer en ello, pedirlo, exigirlo”. Consigue más información sobre los proyectos de Ayala aquí.

Escrito por

Goldapple & the Fantastic Fruit (21 enero 2021)

Responsable del proyecto

Eli Cohen, fundador y CEO

Colaboradores

Este proyecto ha sido seleccionado como parte de MedFutures, un nuevo canal de contenido que incluye las soluciones más innovadoras e inspiradoras a la crisis del agua y del clima en el Mediterráneo y las personas que hay detrás. Atlas of the Future se complace en asociarse con Aigües de Barcelona.

Apoya al Atlas

Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

Eli Cohen

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar
Descubre cada semana los proyectos que están cambiando el mundo