La aspiradora gigante que convierte el humo en diamantes

Smog Free Tower
Países Bajos (Rotterdam)

Imagina que pudieras donar aire limpio a tu ciudad simplemente comprando un anillo o un par de gemelos, aunque estas joyas estarían hechas de la contaminación de fábricas, automóviles o caucho de neumáticos.

Ya sabes lo que dicen: si la vida te da limones, haz limonada. Si te da esmog, haz anillos de diamantes…

El peculiar artista holandés Daan Roosegaarde tuvo la idea de crear Smog Free Project tras mirar por la ventana de su hotel en Beijing y observar que, simplemente, no podía ver la ciudad, describiendo el esmog crónico de China como “un horror”. Así que decidió comprometerse con un futuro mejor, poniéndole un anillo. “Soy un prisionero voluntario de mi propia imaginación”, nos dice, “y me alegra crear nuevos sueños para un mundo mejor.”

Con su laboratorio de diseño social Studio Roosegaarde, ofrece soluciones creativas para limpiar el aire en los espacios públicos con una serie de innovaciones de diseño urbano que reducen la contaminación, al tiempo que brindan una propuesta original para un futuro más limpio.

Se estima que 800,000 personas mueren prematuramente cada año en Europa debido a los efectos de la contaminación del aire. Así que el estudio comenzó con la construcción del purificador de aire más grande del mundo. La Smog Free Tower, de siete metros de altura, que funciona con energía solar, aspira los contaminantes de las ciudades sucias, los filtra y devuelve burbujas limpias de aire respirable a través de las rejillas de ventilación de sus seis lados. No es de extrañar que se haya comparado con “una aspiradora gigante”.

La unidad de filtrado de la torre utiliza filtros iónicos para cargar y eliminar partículas de niebla tóxica, limpiando 30.000 metros cúbicos de aire por hora (aproximadamente el tamaño de 100 piscinas) mediante una técnica de ionización patentada, similar a los sistemas de purificación de aire de los hospitales. Esta forma de filtrado captura incluso las partículas más pequeñas del aire y no crea ozono en el proceso.

En 2015, Roosegaarde instaló su torre de filtrado de gran tamaño en Rotterdam, antes de ir a Bombay y Beijing en 2016, ambas ciudades con una calidad del aire muy deficiente. Un estudio de la Universidad Tecnológica de Eindhoven demostró que la creación de Roosegaarde redujo efectivamente la contaminación hasta en un 45% en unos 20 metros.

El Smog Free Project se ha instalado con éxito en más ciudades de China y Polonia con el apoyo de sus respectivos gobiernos. También se reveló una torre libre de humo en la International Architecture Biennale Rotterdam y el proyecto continuará viajando a ciudades contaminadas de todo el mundo.

“Continuaremos desarrollando nuestro proyecto con nuevas innovaciones que se lanzarán en los próximos años. Podemos esperar, o podemos participar.”

Aunque ofrece un enfoque fresco para un problema global y ha recibido reconocimientos y premios en todo el mundo, la torre de succión de esmog tiene limitaciones, en parte porque los filtros son muy caros (su coste no ha sido divulgado). “La única forma de detener el esmog es dejar de producir esmog.” Sin embargo, el artista está creando conciencia sobre los problemas de contaminación que afectan a las ciudades desarrolladas, e invita a diseñadores, líderes sin ánimo de lucro y legisladores a imaginar nuevas soluciones al problema de la contaminación del aire.

Para cerrar el ciclo por completo, su estudio está fabricando Smog Free Jewellery, que es exactamente lo que parece: joyas libres de humo. A alta presión, el carbono se convierte en un diamante. Como casi la mitad del polvo negro y fino de contaminación recolectado por las torres es carbono, el equipo puede crear y vender joyas de alta gama, lo que respalda la creación de más torres. Con cada pieza, donas 1000 m3 de aire limpio a la ciudad. El estudio también ha descubierto lo interesante que es comparar el esmog de varias ciudades bajo un microscopio, ya que funciona como un “escaneo social”.

El equipo de Roosegaarde no quiere que las torres sean un proyecto artístico único. También han creado Smog Free Bicycleuna idea que surgió de un taller que el estudio organizó en Beijing. Es posible pedalear y limpiar el aire mientras la bicicleta purificadora inhala aire contaminado, lo limpia y libera aire fresco alrededor del ciclista.

La visión de Studio Roosegaarde no se limita al Planeta Tierra. Su equipo de diseñadores e ingenieros está desarrollando un programa más amplio para abordar el esmog del universo: Space Waste investigará cómo reciclar los desechos espaciales flotantes en productos sostenibles.

“Creo que nuestros problemas urbanos actuales son causados por un mal diseño, y la creatividad debería abrir la puerta a ese problema. No falta dinero ni tecnología. Falta imaginación”, añade. “El futuro es aire limpio, agua limpia y energía limpia. Todos somos creadores y podemos actuar.”

AcciónAtlas: Descubre la Smog Free Jewellery y visita el Space Waste Lab.

Escrito por

Lisa Goldapple, Editora, Atlas of the Future (07 agosto 2020)

Responsable del proyecto

Daan Roosegaarde, Studio Roosegaarde

Colaboradores

This project has been selected as part of CultureFutures, a new storytelling project that maps creative and cultural projects with a social mission – and the artists, collectives and entrepreneurs behind them.

Atlas of the Future is excited to join forces with Goldsmiths Institute of Creative and Cultural Entrepreneurship and the British Council Creative Economy.

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente. Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar
The future of education explained
by 7 of the world's most inspiring experts
Discover the online event
Fixing the future - Education edition
Sign up for our weekly newsletter