La lotería del poder popular

Global Assembly
Proyecto global (El mundo)

¿Te unirías a un órgano de gobierno internacional construido sobre la base de la equidad y la empatía e informado por científicos y guardianes del conocimiento indígena?

 

Cuando Susan Nakyung Lee, recién salida del instituto, escuchó que había un proyecto para crear una asamblea de ciudadanos internacional, se sintió un poco desconcertada. Seguramente, pensó, eso ya existía. Unas cuantas búsquedas en Google después, se dio cuenta de que lo que le parecía de sentido común aún no se había puesto en práctica. Fue entonces cuando nació Global Assembly (GA), “la primera asamblea internacional de ciudadanos a la que puede unirse cualquier persona del planeta”.

La teoría es tan sencilla como parece: si se establece una agenda global que afecta a todo el mundo, todo el mundo debe ser invitado a participar. La práctica, no lo es tanto: ¿cómo conseguir que personas de todos los rincones del mundo entiendan nuestros mayores retos, se escuchen mutuamente y trabajen juntos para resolverlos?

Resulta que la receta del éxito incluye un algoritmo, expertos y traductores, y una generosa cantidad de empatía e imaginación. Una pizca de suerte con la conexión a Internet también ayuda.

Foto: Eugene Afful 

A lo largo de 2021, la Global Assembly reunió a la Core Assembly, un grupo de 100 personas de todo el mundo, para que respondieran a una pregunta: ¿cómo puede la humanidad hacer frente a la crisis climática y ecológica de una manera justa y eficaz? Tras aprender, debatir y superar juntos el espacio, el tiempo y los cortes de luz, los miembros presentaron sus puntos de vista a los responsables políticos que llevaban la voz cantante en la COP26. Como quien dice, una declaración sobre el futuro del planeta Tierra firmada por los humanos que lo habitan.

Al presentar la declaración en la Green Zone de Glasgow, justo al otro lado del río donde se encontraban los líderes gubernamentales, Susan dijo:

“Hoy es un día histórico. Hoy escuchamos por primera vez la voz de la humanidad sobre la crisis climática y ecológica. Hoy es el día en que empezamos a encajar las piezas del rompecabezas que faltan para tomar decisiones a nivel mundial.”

La Core Assembly es tan diversa como la humanidad. Un algoritmo seleccionó al azar 100 puntos de todo el mundo utilizando una base de datos de la NASA sobre la densidad de población humana. El resultado de esta lotería global es “una instantánea de cómo es la familia humana” en términos de edad, género, geografía, antecedentes económicos y, sí, actitud sobre el cambio climático. Si esto suena más justo que 500 grupos de presión de la industria de los combustibles fósiles en una cumbre sobre el clima, es porque lo es.

La Asamblea habla más de 30 idiomas y recurre a traductores para comunicarse. La mitad de sus miembros se identifican como mujeres. El 47% de los participantes ha cursado entre 7 y 12 años de estudios, aunque el 35% se describe como no totalmente alfabetizado, y la mayoría gana menos de 10 dólares al día. Es lo más parecido a la “gente corriente”.

¿Dónde están los ganadores de la lotería?

Por supuesto, no todos los ciudadanos son expertos en clima. Por eso los científicos y los guardianes del conocimiento indígena del Comité de Conocimiento y Sabiduría de la AG, dirigido por el ex presidente del IPCC y de la IPBES, Robert Watson, controlan la creación del material educativo utilizado por la asamblea. Los miembros aprenden sobre la crisis climática de la mano de las personas que la sufren y de quienes han dedicado su vida a estudiarla. ¿Y lo mejor? El material de aprendizaje puede ser descargado por “cualquier habitante de la Tierra”.

Porque la Core Assembly es sólo una parte del movimiento. La Global Assembly está impulsando asambleas locales organizadas por gente como tú y como yo en todo el mundo, ofreciendo el material de aprendizaje y un kit de herramientas para asambleas comunitarias. Las deliberaciones locales retroalimentarán los procesos globales. Hasta ahora se han adherido 50 países.

¿Debemos cambiar nuestros sistemas de gobierno por un algoritmo?

“La crisis climática es en realidad una crisis de gobernanza”, informa Global Assembly al Atlas. “Si no hemos avanzado lo suficiente en la lucha contra la emergencia climática, es porque nuestros sistemas de gobierno no están hechos para afrontar desafíos, ni para centrarse en hacer del planeta un lugar habitable para todos los terrícolas.” No es de extrañar que el artículo 2 de la declaración de la Global Assembly para la COP26 hable de “equidad y justicia global”.

“La justicia climática empieza por crear un sistema en el que se escuchen las voces más afectadas, se valore a la gente de a pie como socios en la toma de decisiones y tengamos un sistema que funcione para todos.”

Estos líderes del poder popular demostraron que, a menudo, los ciudadanos van por delante de los políticos. Mientras lees esto, las asambleas de todo el mundo están elaborando políticas mucho más ambiciosas que cualquier cosa que pudiera salir de la COP26.

Sin embargo, la Global Assembly no trata de desmantelar los sistemas de gobierno. Como dijo Richard Wilson de Global Assembly en la COP:

“Agradecemos el apoyo del mundo político. Pero en el momento en que dependemos de los políticos para conseguir nuestro objetivo, negamos el poder que cada uno de nosotros tiene.”

Es sólo el principio para la Global Assembly. Tanto la asamblea central como la comunitaria continuarán sus procesos de democracia deliberativa y publicarán sus conclusiones sobre la COP26 y la acción climática en marzo de 2022. Después, codiseñarán sus próximos pasos. ¿El objetivo final? Lograr que “más de 10 millones de personas participen anualmente y se conviertan en una infraestructura permanente de nuestra gobernanza global”.

Asamblea en Duala, Camerún

AcciónAtlas: Únete o inicia una asamblea local cerca de ti o suscríbete al boletín de la GA para conocer las opiniones de tus compañeros terrícolas. ¿Eres artista? Ponte en contacto con ellos para encontrar formas creativas de repensar la participación global. Sigue a GA en las redes sociales: Twitter, Instagram y Facebook.

🎟️Evento Atlas: Susan Nakyung Lee participará en el festival Fixing the Future ► Consigue ya tus entradas.

Nota editorial: Este es un proyecto global sin sede fija. Sin embargo, queremos que los lectores puedan encontrar la Global Assembly en nuestro mapa. Tras consultar con GA, la hemos situado en la isla de Socotra, en Yemen. Los miembros del equipo de Socotra se enfrentan a retos extraordinarios y, sin embargo, siguen trabajando para que las voces yemeníes se escuchen en la Asamblea Central.

Escrito por

Bianca Fiore, Editora, Atlas of the Future (24 noviembre 2021)

    Responsable del proyecto

    Equipo de Global Assembly

    Colaboradores

    Este proyecto ha sido seleccionado como parte de JustFutures, un nuevo canal que muestra el trabajo de las personas que transforman nuestra relación con el planeta y entre nosotros y que aportan esperanza, justicia y cambio a nuestra respuesta colectiva frente a la emergencia climática.
    Atlas of the Future se complace en asociarse con Oxfam Intermón y el proyecto SPARK.

    Apoya al Atlas

    Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

    Licencia Creative Commons

    Comentarios

     

    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Ley de Protección de Datos (LOPD).
    En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
    Cerrar
    Descubre cada semana los proyectos que están cambiando el mundo