El aula interactiva más grande del mundo

Khan Academy
Estados Unidos (Mountain View)

«Seas quien seas y estés donde estés, solo tienes que tener clara una cosa: puedes aprender lo que sea.»

Ese es el lema de la organización sin ánimo de lucro Khan Academy, hoy en día, una de las aulas online más populares del mundo.

En 2008, el analista de fondos de cobertura Salman Khan pasó de subir algunos vídeos de matemáticas a YouTube para su primo a proporcionar un bien social a una escala mucho mayor: ofrecer una educación gratuita a cualquier persona de cualquier edad, en cualquier lugar y en cualquier momento. Con el tiempo, construyó una base de datos de más de 10.000 tutoriales interactivos, desde física hasta historia, mediante garabatos paso a paso, capturas de pantalla y su voz de «profesor superestrella” en la locución.

Si indagamos, encontramos clases de arte africano o microeconomía. Si buscamos un poco más, un debate sobre el artista Damien Hirst o tests de trigonometría. Incluso hay un módulo sobre el futuro.

La Khan Academy, que ahora se emplea en miles de escuelas primarias, ofrece el ejemplo más famoso de “aula invertida«. Las lecciones se pueden hacer en casa, y los deberes en la escuela con los profesores. El progreso de los alumnos se sigue a través de nuevas métricas como las insignias, tablas de clasificación y puntos, creando un “tablero de aprendizaje” personalizado.

Como organización enfocada en la disponibilidad de aprendizaje, la Khan Academy quiere asegurarse de que los estudiantes sigan aprendiendo cuando las escuelas cierran por acontecimientos inesperados como la pandemia del coronavirus, proporcionando rutinas diarias y emitiendo directos en Facebook y YouTube para los estudiantes, padres y maestros.

Con 18 millones de alumnos al mes en 42 idiomas y 190 países (y sigue creciendo), el objetivo final de Salman es crear un aula global y sumar escuelas de las zonas rurales para que la educación esté al alcance de todos. El sistema ya está abierto a los maestros y padres de todo el mundo para que construyan sus propios cursos y hagan un seguimiento del progreso de los estudiantes, cambiando la propia economía de la educación.

Ver ► De enfrentar el miedo a preguntar en clase a asumir un papel de liderazgo en su escuela, Anjali ha utilizado Khan Academy para cambiar su vida. Dice: «La gente piensa que una niña no puede estudiar; tiene que hacer las tareas domésticas. Quiero cambiar el mundo, así que empecé conmigo misma».

AcciónAtlas: Dona para apoyar la educación gratuita a cualquier persona, en cualquier lugar.

Enviado por

Lisa Goldapple, Editora, Atlas of the Future (19 marzo 2020)

Responsable del proyecto

Salman Khan, CEO

Salman Khan

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente. Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar
Sign up for our weekly newsletter