El santo de la chatarra electrónica

Homeboy Recycling
Estados Unidos (Los Ángeles)

A pesar de haber nacido más de mil años antes de la invención del ordenador, san Isidoro de Sevilla es considerado el “santo patrón de Internet”. Según la Iglesia católica, a principios del siglo VII, el erudito intentó crear el primer registro de todo el conocimiento humano hasta ese momento.

Hoy en día, Isidoro no sería feliz. Ya entrados en el siglo XXI, en nuestro planeta cada vez desechamos más dispositivos: teléfonos, televisores, ordenadores, radios e impresoras, acarreando unas consecuencias nefastas.

Actualmente, California tiene dos grandes problemas: a medida que los componentes recuperables y reutilizables se mezclan con materiales tóxicos, se filtran en el suelo y en el agua subterránea (como en los vertederos de todo el planeta), y sus prisiones también están desbordadas. Con el objetivo de solucionar ambos problemas, hay una empresa de reciclaje de desechos electrónicos que se está convirtiendo en la procesadora de desechos de mayor crecimiento en el mundo.

Desde 2011, Kabira Stokes hizo suya la misión de dar una segunda oportunidad a la gente y a los residuos que parte de nuestra sociedad considera como “desechables”. Comenzó con el acierto de llamar a su empresa Isidore e identificó problemas tanto en la electrónica como en la vida de las personas, proporcionando servicios de reciclaje y capacitación laboral, así como oportunidades de empleo para los angelinos que se enfrentan a severas barreras laborales. Se trata principalmente de personas que han estado en la cárcel y en los sistemas de justicia penal y que, una vez fuera, tienen dificultades para encontrar trabajo. Quería asegurarse de que las personas pudieran obtener un empleo de calidad al salir de la cárcel.

Ahora, con el nuevo nombre de Homeboy Recycling, los ex reclusos que desmontan los componentes electrónicos para recuperar sus diferentes piezas e identificar plásticos, metales y fibras no solo están recuperando el valor de los desechos electrónicos sino también su propio valor como personas.

Escrito por

Lisa Goldapple, editora de Atlas of the Future (14 febrero 2017)

Responsable del proyecto

Kabira Stokes y Padre Gregory Boyle, SJ, fundadores

Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar
Sign up for our weekly newsletter