Una buena llamada

Fairphone
Países Bajos (Ámsterdam)

Pocas cosas se desperdician tanto como un teléfono móvil. Diseñado para ser desechado, incluso el último modelo puede parecer obsoleto antes de salir de la caja.

Podríamos extraer cobre y oro argumenta que un cálculo adecuado de los efectos del proceso de fabricación en el medio ambiente y los trabajadores, y el uso de materias primas de zonas de conflicto, exige una manera más efectiva de abordar lo que se ha convertido en una de las actividades que definen a la humanidad.

Desarrollando teléfonos que utilizan metales preciosos de origen ético, Fairphone demuestra que los consumidores se merecen y quieren “teléfonos inteligentes justos, y diseñados y producidos con un daño mínimo para las personas y el planeta”. El primer modelo utilizó estaño y tantalio de la República Democrática del Congo (RDC) y, el segundo, oro extraído en Perú.

Si bien el diseño y el marketing crean una apariencia de ultramodernidad en torno a los modelos de las grandes marcas, la verdad es que, en una era de apertura tecnológica, la participación del público en el desarrollo de software operativo está totalmente anticuada. Fairphone ha introducido un proceso de diseño de código abierto que permite que las personas desarrollen las herramientas que desean para sus teléfonos móviles y, al mismo tiempo, alarguen su vida útil. La versión 2 de Fairphone, que salió hace poco, presenta un diseño modular que utiliza componentes fáciles de entender, por lo que, con un poco de ayuda de iFixit, cuando se estropean, los usuarios pueden reparar sus propios teléfonos. De pronto, nuestros móviles ya no son tan desechables.

¿Por qué existe Fairphone? Las Naciones Unidas hicieron un vídeo de dos minutos sobre sus metas y sueños.

Escrito por

Michael Hodges (01 julio 2016)

Biografía

Michael Hodges fue nombrado escritor británico de revistas del año en una ocasión y columnista del año en dos. Es colaborador habitual de Wired, autor de una historia social del AK47, y suele escribir sobre cultura y viajes en el Financial Times y el New Statesman.

Responsable del proyecto

Bas van Abel, fundador y director general de Fairphone

Lavado del mineral de cobre / Todas las fotos: Fairphone.

Por favor, muéstrame el cobre.

Fairphone 2 estuche delgado.

Fairphone 2.

Bas van Abel, fundador y director general de Fairphone / Fotógrafo: Frank Bauer

Licencia Creative Commons

Comentarios

 

¿Qué?
Temas
Otros temas
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Llévame a algún sitio
Cerrar
Ley de Protección de Datos (LOPD).
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente. Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
Cerrar