El pequeño museo del clima

Climate Museum UK
Reino Unido (Londres)

El concepto que la mayoría de la gente tiene de un museo debe actualizarse. En respuesta a los desafíos de la COVID, a la digitalización de la cultura y al deseo de conectarse y participar, los museos se está liberando de sus propios muros.

 

El Climate Museum UK no tiene ningún vínculo con un edificio físico. Se trata de un museo móvil y digital que quiere recoger las respuestas a la emergencia climática y ecológica. Este museo utiliza arte, objetos, ideas, juegos y libros para estimular a las personas y ayudarlas a jugar, hacer, pensar y hablar sobre la crisis de la Tierra y abrir su imaginación a futuros posibles.

Climate Museum UK

Fue fundado por Bridget Mckenzie (en la foto inferior) con el deseo de combinar su carrera anterior, liderando programas digitales y de aprendizaje en las principales instituciones culturales del Reino Unido, incluida la Tate y la Biblioteca Británica, con su compromiso personal y familiar con el movimiento ambiental.

CMUK

“Estaba intentando unir estos dos aspectos de mi vida fuera de mi trabajo habitual, ejecutando en su mayoría proyectos de ecología creativa local sin financiamiento”, dice Mckenzie. Asistió al curso de Creative Climate Leadershipdirigido por Julie’s Bicycletras lo cual decidió crear una organización “para permitir la creación de una cultura regenerativa, utilizando las artes”.

Inicialmente, Mckenzie imaginó una organización de formación y desarrollo, pero después de conocer a Miranda Massie, directora del Climate Museum New York, se dio cuenta de que quería crear algo con ambiciones similares, y en 2018 nació el Museo del Clima del Reino Unido.

“Lo lancé y realicé una serie de talleres de creación de prototipos, y todavía estamos evolucionando, pero estamos llegando a una noción acordada de lo que estamos haciendo.”

Mckenzie aspira a ayudar a las personas a comprender cómo ampliar la diversidad de respuestas ante la crisis de la Tierra y el gran potencial de las organizaciones culturales, educativas y científicas para permitir una transición en las actitudes y el comportamiento de las personas. Sin embargo, las limitaciones de financiación pueden limitar ese potencial, al igual que el miedo: “la negación y el miedo pueden impedir que las instituciones se involucren con el tema, porque es demasiado complejo”, añade Mckenzie.

Climate Museum UK

Tener un edificio físico también puede restringir las conversaciones: “Si tienes un edificio y la gente plantea la cuestión del medio ambiente, es muy difícil ir más allá de las preguntas de cómo reciclamos tazas de café y cómo reducimos nuestra energía”, explica. El Climate Museum UK, mientras tanto, una red de profesionales que trabajan con objetos encontrados y materiales reciclados, ha tenido una huella muy ligera desde sus inicios.

Un objetivo es ayudar a los museos locales a restaurar su relevancia para sus comunidades: ya sea documentando el movimiento climático o explorando la transición energética comunitaria. “Somos un museo, pero también actuamos como provocador, demostrador y ayudante”, añade Mckenzie. “Queremos obtener fondos para trabajar con los museos asociados locales y ayudarlos a desarrollar herramientas y recursos que puedan aportar una mirada ecológica a sus colecciones.”

El Museo también está colaborando con socios del gobierno local. Están trabajando con el distrito londinense de Lewisham, que será el “distrito de la cultura 2022” con un enfoque específico en la acción climática, para acoger conversaciones creativas sobre el clima en la comunidad local.

El equipo del Museo del Clima del Reino Unido también está haciendo un trabajo profundo con complejidad, llevando el debate más allá de la cuestión binaria de si involucrar a las personas con la crisis climática necesita más espacio para la educación o para la imaginación, dados los fracasos en los intentos de involucrar a un público amplio.

El desafío es enormemente multidimensional. Tenemos que trabajar a nivel espiritual (en el sentido más secular de la palabra) y emocional.”

“Necesitamos trabajar práctica y físicamente, salir a la calle y hacer proyectos donde la gente está construyendo, diseñando y probando cosas”, nos dice Mckenzie.

Otros proyectos incluyen explorar el potencial de las colecciones de bienes comunes digitales. “Básicamente, si piensas en las colecciones culturales como datos, entonces, ¿cómo puedes poner una mirada ecológica en las colecciones digitales y también permitir que los usuarios finales encuentren lo que necesitan?” Una innovación es ver a los activistas como un grupo de usuarios de colecciones digitales, un enfoque apropiado para una organización que ganó un Activist Museum Award 2019/20

En su trabajo como cofundadora de la creciente comunidad global de campeones de las artes y la cultura, Culture Declares EmergencyBridget está investigando cómo la letra “R” de “Regenerativo” podría añadirse al acrónimo tan utilizado STEAM, cambiándolo a STREAM. Las ideas incluyen un festival de artes regenerativas que usaría datos para explorar los daños y las reparaciones: “Se trataría de lugares de curación de arte. Es una nueva visión de las artes al aire libre y de cómo pueden arraigarse realmente en el cuidado de los lugares”, explica.

A este programa de actividades se suman charlas y talleres regulares para diferentes públicos, entre los que se encuentran escuelas e instituciones culturales y educativas. A través de la conservación y el juego con objetos, el Climate Museum UK está inspirando conversaciones y trazando un nuevo camino sobre cómo la cultura puede ayudarnos a responder a la crisis de la Tierra.

AcciónAtlas: El Climate Museum UK te invita a iniciar nuevas conversaciones sobre el clima y la ecología, y abrirte a un punto de vista ‘positopista’, teniendo una visión más amplia de lo que podría ser nuestro futuro. Ponte en contacto con ellos o suscríbete a su newsletter para obtener más información.

Escrito por

Cathy Runciman, Co-founder, Atlas of the Future (12 enero 2021)

    Responsable del proyecto

    Bridget McKenzie, directora fundadora

    Colaboradores

    Este proyecto ha sido seleccionado como parte de CultureFutures, un nuevo proyecto narrativo que cartografía proyectos creativos y culturales con una misión social (y da a conocer a los artistas, colectivos y empresarios que lo hacen posible).

    Apoya al Atlas

    Queremos que la web del Atlas of the Future y nuestros eventos sigan disponibles para todos, en todas partes y para siempre. ¿Quieres ayudarnos a difundir historias de esperanza y optimismo para crear un mañana mejor? Si puedes ayudarnos, te agradeceremos cualquier donación.

    Licencia Creative Commons

    Comentarios

     

    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Llévame a algún sitio
    Cerrar
    Ley de Protección de Datos (LOPD).
    En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y de las Normas de Procedimiento aprobadas por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, a los subscriptores de Atlas of the Future se les pueden solicitar datos de carácter personal, que se incorporarán en un fichero cuya responsabilidad es de Democratising The Future Society SL. Este fichero será incorporado debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos en cumplimiento con las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente.Los suscriptores pueden ejercer en cualquier momento sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con sus datos personales. Podrán hacerlo por correo postal enviando un escrito a Democratising The Future Society SL, Ref. LOPD, Calàbria, 10, 6-3 08015 de Barcelona (España) y/o por correo electrónico, haciendo clic aquí. Además, el subscriptor deberá comunicar a Atlas of the Future cualquier modificación de sus datos personales, para que la información almacenada por Atlas esté siempre actualizada y no contenga errores.
    Cerrar
    Sign up for our weekly newsletter